Excelsior.com.mx. Ciudad de México. Las cuatro principales aerolíneas de México invertirán cerca de US$25 mil millones en la compra de 236 aviones para renovar y ampliar su flota en los siguientes diez años con el objetivo de despegar con destino a la consolidación.    

Aeroméxico solicitó al fabricante estadunidense Boeing 100 aviones que tendrán un valor de US$11 mil millones. De éstos, 90 serán 737 Max y 10 B787 Dreamliner. Mientras, VivaAerobus hizo lo propio con Airbus, con el que firmó un pedido con valor de US$5 mil millones por 52 aeronaves de la familia 320 Ceo y Neo que le permitirán no sólo migrar de una flota antigua a una renovada, sino que casi triplicará el número de aviones respecto de con los que opera actualmente.

Interjet, por su parte, gastará US$4 mil 200 millones para la compra de 40 aeronaves Airbus A320 Neo y 20 aviones Sukhoi Superjet 100. En tanto que Volaris sumará 44 nuevos aviones A320 Neo para los que se estima una inversión de US$4 mil 400 millones.

Con miras al futuro. El optimismo de las aerolíneas permite observar una industria que logró sortear la crisis internacional, se fortaleció, con objetivos a largo plazo, y que se moverá hacia la tecnología para lograr una mejor estructura de costos, comentó Víctor Hugo Valdés, doctor en Gestión Estratégica y Políticas de Desarrollo de la Universidad Anáhuac.

“Existe un antes y un después en la industria pues Aviacsa y Mexicana, por ejemplo, operaban con aviones viejos. Incluso VivaAerobus comenzó así su esquema de negocios y ahora migrará a uno nuevo”, señaló.

En 2009, México contaba con una flota de 324 aeronaves con un promedio de vida de 17,7 años. Sin embargo, al primer semestre de 2013 el número de aviones comerciales ascendía a 258 con una edad promedio de 11,2 años, según datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

La demanda de aviones en Latinoamérica, en donde se incluye a México, ha crecido de forma acelerada pues de los 18 pedidos que realizó la región en 2002 pasó a los 253 en 2012 según datos de Boeing. Además, el fabricante estadunidense estima que para 2032 América Latina necesitará 2.900 nuevos aviones.

3505

Aeroméxico logró superar la crisis económica, modificó su estrategia de negocios y ha comenzado a renovar y ampliar su flota.

Ante la competencia de las firmas de bajo costo que operan más de 60% del mercado local, la aerolínea logró cambiar su relación contractual con los empleados, destacó Fernando Gómez Suárez, consultor independiente del sector aeronáutico.

La tendencia de las empresas ha sido reducir costos con los que puedan ofrecer mejores precios. “Dejaron los aviones de aluminio para cambiarlos por los de materiales compuestos y así ser más eficientes en el ahorro de combustible”, dijo el especialista.

La estrategia de Aeroméxico para los siguientes años no sólo radica en renovar la flota sino “despegarse” de sus competidores, aseguró Andrés Conesa, director general de la firma.

La aerolínea finalizará 2013 con tres nuevos aviones Boeing 787 Dreamliner de un pedido de nueve formulado previo al anuncio de 100, con el que busca operar ciudades estratégicas como Narita, Nueva York, París y Londres.

Al respecto, Conesa dijo que “la llegada del segundo 787 Dreamliner la semana pasada, es una muestra del compromiso de la aerolínea para cumplir con el plan de inversión y renovación de flota más importante de la historia de la aviación en México”.

Recordó que este avión operará una de las cuatro frecuencias diarias que la empresa tiene entre la Ciudad de México y Nueva York.

3506

Con la intención de acaparar hasta 25% del mercado, la aerolínea de bajo costo, VivaAerobus, anunció la semana pasada la compra de 52 aviones Airbus A320 para incorporarlos gradualmente a su flota en los siguientes ocho años.

La firma que dirige Juan Carlos Zuazua cambiará su estrategia de negocio de utilizar aviones antiguos para pasar a aeronaves modernas que generen menos costos de operación por mantenimiento y por su ahorro en combustible.

Según datos de la SCT, la edad promedio de la flota de VivaAerobus, compuesta por 19 aviones Boeing 737-300, asciende a 22 años.

Víctor Hugo Valdés, director de la Conferencia de México en Transporte Aéreo, se espera que el panorama de crecimiento en la demanda de la industria aérea continúe; de lo contrario se tendría mayor oferta sobre una menor solicitud de servicios aéreos.

Según Juan Carlos Zuazua, los pronósticos de la industria mexicana es que para el cierre de la década se estima un mercado de 40 millones de pasajeros frente a los 25 que hay actualmente.

VivaAerobus también tiene la intención de ir a ciudades de Centro y Sudamérica y fortalecer su presencia en Estados Unidos.

Con ocho años en el mercado, la empresa ha logrado operar 50 rutas nacionales y dos en Estados Unidos.

Analistas estiman que VivaAerobus se convierta en la tercera compañía aérea en ingresar al mercado bursátil para lograr obtener recursos que le ayuden a su expansión en los siguientes años.

3507

Con las nuevas naves la aerolínea se centrará en atender al mercado mexicano de clase media, que representa 31% de la población, pero que en 2022 será 50%.

Además, Volaris quiere ganar terreno al transporte de pasajeros vía terrestre, que equivale a dos mil 700 millones de viajeros, cuando en el caso de la aviación apenas asciende a 25 millones.

El objetivo también estará encaminado al mercado denominado de visitantes, amigos y parientes entre México y Estados Unidos, es decir, el migrante según ha detallado Enrique Beltranena, director general de Volaris.

Como parte de su expansión la compañía incluso realizó una Oferta Pública Inicial en los mercados bursátiles de México y Estados Unidos con el que obtuvo US$346 millones de los cuales destinará 174 millones al crecimiento de la compañía para el enganche de la flota con la que se expandirá hacia el mercado nacional, Centroamérica y el Caribe e incluso Canadá.

Fernando Gómez Suárez, destacó el interés de las compañías por crecer en el mercado estadunidense, pues es donde se concentra un flujo importante de las operaciones que tiene México con el extranjero.

Sin embargo, la oportunidad de Volaris de poder operar a Canadá sería significante pues actualmente hay poca conectividad directa hacia ese país en cuento a oferta pues sólo va Aeroméxico y Air Canada.

Mexicana de Aviación operaba cinco rutas hacia ese destino.

3508

Sólo ocho años después de su conformación, la compañía aérea cuenta con una flota de 39 aeronaves Airbus A320 y dos Sukhoi Superjet 100. Además acapara ya más de 25% del mercado mexicano.

La empresa ha logrado atender 43 destinos nacionales e internacionales y ha aprovechado los huecos que han dejado compañías como Mexicana y Aviacsa, destacó el especialista Fernando Gómez Suárez.

Interjet ha evolucionado de forma vertiginosa, pues se estima que para 2013 concluya con un servicio a nueve millones de pasajeros, según José Luis Garza, director de la compañía.

Además de que con la expansión de su flota contempla ir a más destinos en Latinoamérica como Perú y Puerto Rico, que se sumarían a las operaciones que ya tiene en Guatemala, Costa Rica, Cuba y Colombia.

Según, Interjet su estrategia de crecimiento a nivel nacional se complementará con la incorporación gradual de los aviones Sukhoi Superjet 100 con el que estiman cubrir una parte del mercado regional que se quedó descuidado con la salida de aerolíneas troncales como Mexicana y Aviacsa, pero también de regionales.

Incluso ha realizado una alianza con Transportes Aéreos Regionales (TAR) para complementarse en dicho mercado. Víctor Hugo Valdés, de la Universidad Anáhuac, señaló que la expansión de las aerolíneas de bajo costo a otros mercados permitirá una mayor competencia frente a las firmas extranjeras.