Edward Snowden, ex ''topo'' de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, "se encuentra en territorio de Rusia tras recibir asilo temporal por la vía legal, por lo que es libre de reunirse con quien quiera. Nosotros no podemos impedirlo", expresó el vocero del gobierno ruso, Dmitri Peskov, al diario ruso Kommersant, este sábado.

Sin embargo, agregó que "nadie le permitirá saltarse la condición impuesta por el presidente (ruso, Vladimir Putin) de no perjudicar a Estados Unidos”.

Peskov se referió a que después de que Snowden llegara el pasado 23 de junio a Moscú procedente de Hong Kong, Putin le puso como condición para concederle asilo temporal que cesara sus actividades contra los intereses norteamericanos.

Por otra parte, el portavoz del Kremlin negó que las recientes revelaciones aparecidas en la prensa sobre las escuchas de Estados Unidos a los líderes de países aliados, como Alemania, hubieran provenido de Moscú.

"Esa información no se difundió desde Moscú", subrayó Peskov citado por la agencia EFE.

Al respecto, el abogado del ex "topo" de la CIA, Anatoli Kucherena, aseguró este viernes que su cliente "ya entregó todos los documentos cuando se encontraba en Hong Kong".

El abogado aseguró que Snowden puede cooperar con todos, luego de que informara que su cliente se mostró dispuesto a comparecer ante la Justicia alemana.

Snowden "está dispuesto a cooperar con todos (...) aquí no hay ninguna prohibición. El mismo decide con quién se relaciona y cuándo. Con seguridad, no saldrá perjudicado", dijo Kucherena a la agencia rusa Interfax.

Además, advirtió que Snowden perdería el estatus de asilado temporal que recibió el pasado 1 de agosto si abandona el territorio ruso, sea con destino a Alemania o a otro país.

"Si algún país tiene alguna pregunta que hacerle a Snowden se la puede enviar y él decidirá", señaló.

Tras reunirse el jueves en secreto con Snowden, el parlamentario verde alemán Hans-Christian Stroebele entregó ayer a la prensa una carta en la que Snowden se ofreció a colaborar con la canciller alemana, Angela Merkel, con la Fiscalía y el Parlamento para esclarecer todos los detalles de las escuchas estadounidenses.

La difusión la semana pasada de que Estados Unidos había "pinchado" durante años un teléfono celular de Merkel, desembocó en la puesta en marcha de una comisión parlamentaria en Alemania sobre este asunto.

Por su parte, el vocero de la Casa Blanca insistió ayer en que Snowden debe regresar al país para afrontar cargos en su contra "muy serios" por espionaje, ya que "la revelación no autorizada de información clasificada" llevada a cabo por el asilado en Rusia "ha dañado" la seguridad nacional.

Snowden, quien vive con paradero desconocido desde que recibiera asilo temporal en Rusia, el pasado 1 de agosto, alegó que no puede ser culpado por haber dicho la verdad.