Las autoridades haitianas celebraron un Consejo de gobierno alrededor del tema "inversión y creación de empleo", con el propósito de mejorar la posición de Haití en un ránking internacional que lo ubica en los últimos lugares de una lista de 189 países en cuanto al clima de inversión.

Los funcionarios locales han examinado los mecanismos y varios proyectos que el gobierno ha apoyado, para facilitar más inversiones y más empleos en el país.

El director general del Centro para la Facilitación de Inversiones (CFI), Georges Andy René, informó que el Estado haitiano garantizará la permanencia de más de US$680 millones de inversión directa que entraron al país el año pasado.

Además, formuló un llamado a los otros actores del Estado para que utilicen las nuevas tecnologías, incluyendo las redes sociales, para informarse de las necesidades y los intereses de los inversores de todo el mundo para Haití.

Anunció, asimismo, que su oficina elaborará guías de inversión que distribuirá en las sedes diplomáticas en Puerto Príncipe, para presentar a los extranjeros y a la diáspora haitiana, las ventajas comparativas disponibles en el empobrecido país caribeño.

El funcionario destacó que el turismo, la agricultura y la fabricación de textiles forman parte de la "locomotora" de la economía haitiana, aunque advirtió la "excesiva" dependencia que supone la industria textil.

Por su parte, los responsables del Consejo de Desarrollo Económico y Social (CDES) abogaron por la creación de un instituto de oficios relacionados a la inversión para ayudar a dotar al país de un organismo profesional competente para captar esos recursos desde el exterior.

También insistieron en el hecho de que Haití no puede permitirse la exportación de recursos humanos, en un momento en que el empleo es una de las necesidades cruciales que hay que enfrentar para lograr la recuperación de la economía.