México, EFE. El gobierno mexicano contempla la posibilidad de ajustar la cifra de crecimiento para 2013 cuando el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) haga pública la cifra de la evolución de la actividad económica al cierre del tercer trimestre, informó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

"A partir de que el Inegi dé a conocer su cifra de crecimiento (...), entonces podremos tomar una decisión de si ajustamos o no en nuestra revisión de crecimiento", declaró Videgaray a los periodistas tras su intervención en el foro "México Summit", organizado por la revista The Economist en la capital mexicana.

El Inegi dará a conocer el próximo 21 de noviembre la evolución del producto interno bruto (PIB) al cierre del tercer trimestre de este año.

México atravesó durante el primer semestre de 2013 una fase de desaceleración económica, pero el gobierno confía en que la situación mejore en el segundo semestre del año.

Videgaray hizo sus declaraciones un día después de que el Banco de México revisara a la baja su previsión de crecimiento económico para el 2013, al pasarlo del rango de entre 2% y 3% a entre 0,9% y 1,4%.

Ese nivel está por debajo del último cálculo hecho por la Secretaría de Hacienda para el crecimiento de este año, que de momento se mantiene en un incremento del PIB del 1,7%, después de haber comenzado el año con una previsión de aumento anual del 3,5%.

Durante su intervención en el foro, Videgaray sostuvo que "el mayor impacto en la economía mexicana lo tendrá la reforma energética", que tiene que ser debatida por el Parlamento y que permite cierta liberalización de un sector que está monopolizado por la empresa pública Petróleos Mexicanos (Pemex).

El ministro afirmó que 2014 será un año de "crecimiento mucho más dinámico que el actual", porque se verán algunos de los efectos positivos de las reformas económicas impulsadas por el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, advirtió que México "no crece lo suficiente" y explicó que esto se debe a la baja en la productividad de la economía del país.

De 1981 a 2012, dijo, la tasa de crecimiento de la productividad en México ha sido negativa.

Por ello, explicó que la agenda de reformas propuestas por el Gobierno trata de "remover los obstáculos para el crecimiento económico" ganando en productividad.