En la redistribución de las divisas que propone el gobierno, las importaciones públicas seguirán en aumento y las privadas irán disminuyendo, incluso a menos de la mitad de todas las compras hechas al exterior, según planteó la firma Ecoanalítica en su foro “Perspectivas Económicas 2014”.

Según Asdrúbal Oliveros, director de esta consultora, en 2015 es muy posible que el sector público concentre 60% de las importaciones totales y supere así las realizadas por el sector privado. En efecto, ya esto está ocurriendo este año.

Las proyecciones de Oliveros apuntan a que 2013 cerrará con importaciones públicas no petroleras de US$15.300 millones, mientras que el año pasado estuvieron en US$14.266 millones.

El comportamiento es contrario al que registran las compras al exterior hechas por el sector privado, las cuales cerrarán este año en alrededor de US$19.568 millones (vía Cadivi ), según proyecta Ecoanalítica. La cantidad es menor a los US$23.670 millones alcanzados en 2013.