Washington, EFE. El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, defendió este lunes la necesidad de una colaboración más profunda entre los países americanos e instó al régimen cubano a hacer más reformas para dejar atrás el autoritarismo.

En su primer discurso ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Kerry dijo, en español, que "la unión hace la fuerza", y subrayó que la "era" en la que Estados Unidos actuaba como "protector" de América Latina ha terminado, para dar paso a una relación entre "iguales".

"El presidente James Monroe (1817-1825) declaró que EE.UU. de manera unilateral y de facto actuaría como el protector de la región. La doctrina que lleva su nombre afirmó nuestra autoridad para intervenir y oponernos a la influencia de las potencias europeas en América Latina. (...) Hoy hemos tomado una elección diferente", dijo.

Kerry recordó el último discurso del presidente John Fitzgerald Kennedy, de cuyo asesinato se cumplen este viernes 50 años, y apeló a su deseo de lograr "un hemisferio de naciones" construido por estados fortalecidos por su independencia.

"Más y más países se están acercando cada vez más a ese punto", dijo el secretario de Estado, aunque advirtió de que aún queda una excepción: Cuba.

"Si aprovechamos el poder del viento en México, la biomasa en Brasil, el sol en Chile y Perú, el gas natural en EE.UU. y Argentina, alcanzaremos enormes beneficios para las economías locales, la salud pública y, por supuesto, mitigaremos el cambio climático". John Kerry.

Factor Cuba. Kerry dijo que en Cuba está habiendo cambios positivos y apuntó que continúa su diálogo con Estados Unidos para acercar posiciones, pero advirtió de que esos cambios no deben "cegar" a la comunidad internacional sobre la situación de autoritarismo que vive la isla.

"Si bien vemos con buenos ojos algunos cambios que se están dando en Cuba, estos cambios no deben cegarnos sobre la situación autoritaria a la que se enfrentan los cubanos", dijo.

El jefe de la diplomacia estadounidense insistió en que "si no hay más cambios pronto" en Cuba que permitan a sus ciudadanos gozar de los derechos de la Carta Interamericana, "el siglo XXI continuará dejando rezagados a los cubanos".

"En un continente donde los ciudadanos en todas partes tienen el derecho de poder elegir a sus líderes, los cubanos no. En un continente donde la gente puede criticar a sus líderes sin temor a ser detenidos o violentados, los cubanos todavía no pueden. Y si esto no cambia pronto, está claro que el siglo XXI va a continuar, por desgracia, dejando atrás al pueblo cubano", agregó.

Progresos y retos futuros. El secretario de Estado subrayó los progresos democráticos consolidados en el continente americano, pero advirtió de que los retos futuros, entre los que mencionó el cambio climático y la seguridad ciudadana, solo podrán enfrentarse mediante un "nivel de cooperación y colaboración mucho más profundo" entre los países.

"Un mayor nivel de cooperación entre nosotros, como socios iguales en el hemisferio, es la forma en la que marcaremos la diferencia", reiteró.

En cuanto a los avances en materia de seguridad, el secretario de Estado se remitió a los viajes que realizó este año a Guatemala y Colombia, en los cuales, según dijo, constató los grandes esfuerzos y "extraordinarios progresos" de los gobiernos en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado.

"En agosto viajé a Bogotá, y vi una notable demostración de sacrificio y el progreso en la lucha contra las drogas y la violencia, una lucha que ha hecho posibles los esfuerzos valientes del presidente (Juan Manuel) Santos para lograr una paz justa y duradera en Colombia", añadió.

Por otra parte, Kerry manifestó su comprensión por las preocupaciones expresadas por varios países latinoamericanos en relación con las revelaciones sobre el espionaje llevado a cabo por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

El secretario de Estado enfatizó la necesidad de continuar trabajando "en los valores democráticos compartidos" por los países del hemisferio, los cuales, dijo, "han permitido capear desafíos como las preocupaciones comprensibles en torno a las revelaciones sobre (las actividades de) vigilancia".

Kerry consideró, además, que el éxito de las democracias "depende de que todos los ciudadanos tengan una voz, y en el respeto a esas voces", así como de que "todos los gobiernos tengan el coraje y la capacidad" de escucharlas.

El secretario de Estado también se refirió a los Tratados de Libre Comercio firmados por la Administración del presidente Barack Obama con Colombia y Panamá, e insistió en la amenaza que supone el cambio climático para las futuras generaciones.

"Si aprovechamos el poder del viento en México, la biomasa en Brasil, el sol en Chile y Perú, el gas natural en EE.UU. y Argentina, alcanzaremos enormes beneficios para las economías locales, la salud pública y, por supuesto, mitigaremos el cambio climático", explicó.

Para terminar, Kerry citó al novelista brasileño Paulo Coelho, cuando escribió: "cuando menos lo esperamos, la vida nos pone un reto para poner a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio".

"La pregunta es, dijo, si tendremos el valor de tomar decisiones difíciles y la voluntad para el cambio", sentenció.