El Consejo del Banco Central de Chile, en su reunión de este martes, acordó reducir la tasa de interés en 25 puntos base, una medida que se enmarca dentro del criterio de conducir la política monetaria con flexibilidad.

El Consejo, integrado por destacados economistas, mantiene asimismo su meta anual de que la inflación proyectada se ubique en 3%.

Al mismo tiempo, el Consejo explicó que posibles cambios en la Tasa de Política Monetaria dependerán de las implicancias de las condiciones macroeconómicas internas y externas sobre las perspectivas inflacionarias.

Por ahora, el instituto emisor considera que en el ámbito externo, las cifras recientes de actividad y expectativas son coherentes con un escenario de recuperación gradual de las economías avanzadas, lideradas por Estados Unidos, y un crecimiento más moderado de las emergentes. Mientras que en el plano local la actividad económica ha continuado evolucionando a un ritmo moderado, en línea con el escenario del último Informe de Política Monetaria.

"Los datos del tercer trimestre, junto con la revisión de trimestres previos, confirman que la demanda final se ha desacelerado en todos sus componentes, de acuerdo con lo proyectado. La inflación evoluciona en forma moderada y las expectativas de mercado anticipan su normalización gradual hacia el 3% dentro de los próximos 24 meses. Tanto el tipo de cambio nominal como el real se han depreciado", afirmó el Consejo.