Ante la segunda demanda que instauró Nicaragua contra Colombia en la Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya (la primera se dio en septiembre alegando plataforma continental extendida), el gobierno nacional delegó al ex procurador Gustavo Arrieta y el ex magistrado de la Corte Constitucional, Manuel José Cepeda, como representantes del Estado durante este proceso.

“Hasta este martes en la tarde nos notificaron de la nueva demanda. Nicaragua alega que Colombia no ha cumplido y ha utilizado la fuerza", expresó la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, en diálogo con Blu Radio.

“Con Nicaragua las cosas son cada vez más difíciles (…) Yo siempre he pensado que (lo que hace) Nicaragua en el 80% son provocaciones", indicó la canciller revelando que lo que pretende el país vecino es que La Haya juzgue y declare que Colombia está violando obligaciones internacionales. (Lea: Consideran intolerable violación a soberanía Colombia)

Holguín explicó que el gobierno de Daniel Ortega "busca mantenernos en la CIJ" y que este alto tribunal obligue a Colombia a acatar el fallo inmediatamente. “Alegan que no hemos cumplido, que hay amenaza de fuerza (por unas declaraciones de varios miembros del Gobierno) y que hemos impedido la explotación de recursos en el territorio cedió por La Haya”.

“Toca responder sea o no competente la Corte”, dijo Holguín al recordar que este miércoles entra en vigencia la denuncia del Pacto de Bogotá –tratado que confiere jurisdicción a la Corte Internacional de Justicia-, lo que impide que La Haya acepte más demandas contra Colombia.

La ministra no se pronunció sobre la autorización que dio parlamento de Nicaragua al ingreso de tropas, naves y aeronaves militares de Estados Unidos y Rusia con el fin de realizar operaciones antinarcóticos en los espacios marítimos delimitados por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya con Colombia en el mar Caribe. (Lea: Nicaragua autoriza a EE.UU. y Rusia patrullar zona que Colombia perdió por fallo de La Haya)