Tegucigalpa. Por segundo día consecutivo, estudiantes universitarios protestaron en Tegucigalpa en contra de los resultados de las elecciones del domingo anterior, que según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), favorecen al oficialista del Partido Nacional (PN, derecha), Juan Orlando Hernández.

Los alumnos marcharon por el bulevar Centroamérica, al este de la ciudad, y se plantaron frente a un centro comercial y la universidad Pedagógica Francisco Morazán.  Los jóvenes denominados las "camisas negras", opositores a Hernández, exigen mayor transparencia en la transmisión de resultados y que se revisen las actas que presentan inconsistencias con los votos.

El martes se manifestaron frente a la Universidad Nacional Autónoma, quemaron llantas, destruyeron propaganda de políticos y fueron dispersados con gases lacrimógenos.

El último conteo del TSE reflejado en su página electrónica da como ganador a Hernández con 35,46% de los votos, contra 29,28 de Xiomara Castro del Partido Libertad y Refundación (Libre), la esposa del derrocado presidente Manuel Zelaya.

Los hondureños votaron para elegir a un presidente, tres vicepresidentes (designados presidenciales), 298 alcaldías municipales, 128 diputados del Congreso y 20 del Parlamento Centroamericano (Parlacen).