La actividad del comercio brasileño creció un 6,7% en noviembre en comparación con el mismo mes de 2012, y un 1,1% ante octubre, según un informe.

Los datos, presentados por la consultora económica Serasa Experian, muestran que el crecimiento el mes pasado ante octubre se debió principalmente al movimiento de los consumidores en los sectores de muebles, equipos de electrónica e informática.

Entre enero y noviembre, hubo un alza del 5,2% en la actividad del comercio brasileño ante el mismo período del año pasado.

Según el informe de Serasa Experian, "la buena configuración del mercado de trabajo (desempleo bajo y estable con el rendimiento de las ganancias reales), la trayectoria actual de reducción de los niveles de morosidad del consumidor, los estímulos procedentes del programa gubernamental Mi Casa, Mi Vida, y la entrada de la primera entrega del salario 13 impulsaron la actividad minorista en noviembre".

Además de los muebles, electrodomésticos y equipamientos de informática, que crecieron un 1 por ciento, destacaron la subida de las ventas en los supermercados, hipermercados y otros establecimientos de venta de alimentos y bebidas (0,2%), misma alza que la que se registró en las tiendas de telas, ropa, calzado y accesorios.

Por contra, hubo una caída en los vehículos, motos y piezas (-5,2%), así como combustibles y lubrificantes (-1%) y material de construcción (0,9%).

En el acumulado del año, las ventas las lideran el segmento de los supermercados, hipermercados, alimentos y bebidas (6,4%).