Lima, Andina. La comisión del Congreso que investiga los nexos con el Estado del sindicado exoperador montesinista Óscar López Meneses aprobó este miércoles su plan de trabajo, que incluye, a partir del 8 enero de 2014, la citación a cerca de un centenar de personas vinculadas al caso.

Víctor Andrés García Belaunde (AP), titular de dicho grupo de trabajo, dijo que las reuniones se realizarán tres veces a la semana –martes, miércoles y jueves de los meses de verano- para avanzar la investigación y aclaró que por ahora no se tiene una fecha para la convocatoria de López Meneses.

Estimó que en marzo o abril se podría tener un primer informe de esta investigación, iniciada a raíz de la indebida protección policial que por más de un año recibió López Meneses en su domicilio del distrito limeño de Surco.

García Belaunde dijo que la comisión acordó rechazar los cuestionamientos de esta persona, sobre una supuesta vulneración al debido proceso, al recordar que su grupo de trabajo no lo ha incriminado ni lo ha citado todavía.

“No vamos a aceptar que la agenda de la comisión la fije el señor López Meneses (...) Se ha acordado rechazar sus declaraciones por inoportunas, insolentes, desubicadas y por además tener medias verdades”, añadió.

La comisión investigadora se volverá a reunir el viernes para aprobar la lista de personas que serán convocadas a declarar, ya sea en condición de invitados o citados.

“Lo más probable es que López Meneses sea citado”, añadió al indicar que se llamará “a entre 70 y 100 personas”.

Respecto al pedido de esta persona para que se cambie el nombre de la comisión investigadora, bajo el argumento que esta lo incrimina, García Belaunde señaló dijo que esta denominación se mantendrá.

“Ese nombre no lo incrimina directamente sino que pretende verificar las vinculaciones suyas con el crimen organizado y con mafias que existen y que quieren frecuentar al Estado”, argumentó.

Este grupo de trabajo tiene 180 días para realizar su investigación sobre los nexos de López Meneses en el Estado, tras denunciarse la indebida protección policial a su vivienda en el distrito de Surco.

Ese hecho generó el relevo de varios altos mandos policiales y la posterior renuncia del anterior ministro del Interior y de un asesor presidencial.

García Belaunde dijo que la frecuencia de tres sesiones semanales fijada permitirá que para marzo o abril se tenga un informe preliminar.