Asunción. El presidente Horacio Cartes afirmó que “abandona contento la Presidencia porque hizo lo que pudo”, en la vícpera del acto de entrega del poder a su sucesor, el presidente electo Mario Abdo Benitez.

Las palabras las dio en un discurso durante el acto de verificación de la construcción de una nueva planta procesadora de agua potable, ubicada en la compañía Paso Canoa, por la cual se invertirán US$2 millones.

El titular del Ejecutivo agradeció a sus correligionarios que le ayudaron en su gestión y manifestó que “se encuentra muy feliz abandonando la administración porque se hizo todo lo que se pudo”.

Cartes dijo que en todo en Paraguay se han cumplido muchos sueños y que el verdadero juez será el tiempo.

"El presidente Horacio Cartes, a partir de este miércoles, ya no tiene ninguna incompatibilidad que lo inhabilite a ser senador”, dijo senador Silvio Ovelar, al ser consultado sobre la situación del presidente saliente y su posibilidad de asumir su banca.

El presidente paraguayo aseguró que se sintió muy acompañado durante todo este tiempo y que la administración no fue de él sino de todos.

Al Senado, pero sin votos. "El presidente Horacio Cartes, a partir de este miércoles, ya no tiene ninguna incompatibilidad que lo inhabilite a ser senador”, dijo senador Silvio Ovelar, al ser consultado sobre la situación del presidente saliente, aunque reconoció que no adoptará decisión administrativa de forma unipersonal respecto a este tema. 

Explicó que para que Cartes asuma su banca, “necesita de la mayoría de los senadores”, pero que en la actualidad los números son esquivos a las pretensiones del cartismo.

Según expuso, hasta el momento los miembros de Honor Colorado (HC) no han planteado la instalación del debate sobre la banca del mandatario en la Cámara Alta.

No quiere ser Senador. El 24 de julio pasado, durante un largo discurso en Itapúa, el presidente Horacio Cartes había evaluado la situación política que afronta. Confesó que ya no le interesa ser senador porque tiene “dignidad”.

“Me encantaría no ser senador porque la dignidad tiene un límite... porque en nombre de mis finados padres, de mis hijos, no estoy dispuesto a mancillarme con Desirée Masi, con quien Añetete prefirió hacer acuerdos antes que con ustedes”, aseveró hace un par de semanas.