El Observador de Uruguay. La empresa española Acciona presentó dentro del plazo legal de 10 días -que vencía este miércoles 15- la documentación y alegatos jurídicos luego que un informe de la comisión asesora del proyecto del Ferrocarril Central -el tren exige la pastera UPM para su eventual segunda planta en Paso de los Toros- la dejara fuera de carrera para pasar a la fase de apertura de oferta económica del pliego.

Lo mismo hizo el consorcio encabezado por la uruguaya Saceem (que integra en consorcio junto Berkes y firmas españolas y francesas) que objetó la evaluación técnica que realizó la comisión. Antes que se descalificara a Acciona, la empresa española había quedado mejor rankeada que el consorcio liderado por Saceem en la evaluación técnica.

"Las dos empresas elevaron sus aportes y alegatos utilizando el último plazo previsto de 10 días", informó a El Observador el ministro de Transporte, Víctor Rossi. El jerarca añadió que inmediatamente que se recibió la documentación se comenzó a trabajar con "detención y responsabilidad" porque es un "tema delicado. De nuestra parte vamos a avanzar en el menor tiempo posible porque estamos muy apurados; ya se han ido muchos días. Lo primero será ofrecer garantías y dar seguridad", afirmó.

Rossi evitó estimar el plazo que se tomará la comisión técnica en analizar los argumentos de ambas empresas, antes de avanzar a la última etapa de apertura de los sobres con la oferta económica que definirá el ganador de una millonaria obra de infraestructura para el sistema ferroviario uruguayo, que es fundamental para que la pastera UPM traslade hasta Montevideo la producción de una segunda planta de celulosa si es que finalmente decide instalarla.

Los descargos de Acciona. El Observador accedió a parte los alegatos que presentó la firma española Acciona ante la comisión técnica, luego que fuera notificada el pasado 31 de de julio que no cumplía con la totalidad de requisitos que exigía el pliego. En ese informe, la comisión argumentó que Acciona no adjuntó una autorización de la casa matriz que acreditar su experiencia en financiación de infraestructuras para el proyecto del Ferrocarril Central.

Ante esa observación, la empresa consultó a juristas locales y extranjeros y respondió que cumplió en tiempo y forma con todo lo requerido en el pliego y puntualmente acreditó experiencia en financiación de obras de infraestructura. Asimismo, se consideró que en el pliego no se requería "autorización expresa" de la casa matriz como luego objetó la comisión.

Por otro lado, Acciona también elevó consideraciones técnicas sobre la oferta de Grup Vía Central -que lidera Saceem-, en el entendido de que "presenta graves carencias que determinan su descalificación" del llamado.