Buenos Aires.- El consumo de electricidad de Argentina registró un importante incremento del 6,9% interanual en julio ante temperaturas menores a las registradas en el mismo mes del año pasado, dijo el viernes la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec).

El mayor consumo se evidenció tanto en usuarios residenciales como comerciales de todo el país, mientras que descendió en grandes y medianos usuarios, como en los industriales.

La demanda neta total del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) de julio fue de 12.603,9 gigavatios/hora (GWh), lo que implica un aumento del 5,8% respecto de junio, señaló Fundelec.

“Julio tuvo un consumo récord y, a su vez, representa la demanda más alta en términos nominales de toda la historia, luego de enero de 2017 y enero de 2018”, señaló el informe.

Añadió que en los primeros siete meses de 2018 el consumo registró un crecimiento del 2,6% respecto del mismo período de 2017.

El consumo eléctrico de julio se repartió en un 48 por ciento correspondiente a la demanda residencial, un 27% al sector comercial y un 25% para la industria.

La principal fuente de energía fue la térmica, con un aporte del 65,03%, seguida por la hidroeléctrica con un 27,72%, la nuclear con el 5,42% y las fuentes alternativas (eólicas y fotovoltaicas) con un 1,74%. La importación representó el 0,09% de la demanda total.