Santiago.- Con presencia del Ministro de Economía, José Ramón Valente, Coca-Cola Chile inauguró hoy en Renca una nueva línea de llenado para la producción de néctares Andina del Valle.

La inversión de US$40 millones se realizó a través de la sociedad Coca-Cola del Valle -que integran Coca-Cola Chile en 50%, un 25% Coca-Cola Andina y un 25% por Coca-Cola Embonor respectivamente- aumentará en 25% la capacidad productiva de la planta. Para su implementación un equipo de hombres y mujeres viajó a Rumania y Alemania a capacitarse y conocer, entre otros aspectos de esta tecnología, sus sistemas de aislación microbiología.

Presente en los principales y más exigentes mercados de Europa y Asia, la línea APET es la primera de su tipo en Latinoamérica. Entre sus ventajas destaca el beneficio que el embotellado se realiza a temperatura ambiente, lo que se traduce en mejoras de aroma y sabor. Además, la nueva botella es el segundo envase que cuenta con el sello “Bajo en Residuos”, avalado por el Ministerio de Medio Ambiente, ya que utiliza menos plástico en su fabricación.

Durante la ceremonia de inauguración de esta nueva línea de producción, el ministro de Economía, José Ramón Valente, recalcó la importancia de iniciativas como esta, donde además de la inversión, la empresa se encarga de capacitar a trabajadores chilenos en las tecnologías más avanzadas en el mundo.

“Aquí tenemos tecnología de vanguardia, capacitación de excelencia para trabajadores y un especial cuidado con el medioambiente y la sostenibilidad de los procesos. Estas son las inversiones que nuestro país necesita y que en el Gobierno del Presidente Piñera queremos potenciar. Paso a paso, los resultados comienzan a llegar a la ciudadanía, ya los estamos viendo con empleados más capacitados que tendrán más y mejores oportunidades”, dijo la autoridad.

Daniel Vercelli, Gerente General de Coca-Cola Chile, agregó que "Esta es una inversión importante para el Sistema Coca-Cola, que apunta al crecimiento y a la visión de largo plazo de nuestro negocio, porque implica un esfuerzo importante en innovación, tecnología y especialmente en la promoción de trabajadores altamente especializados”

La nueva línea de producción también considera importantes eficiencias medioambientales como: reducción de 1.730 toneladas anuales de plástico en la producción de néctares Andina del Valle (medición avalada por un estudio de TriCiclos, que considera las estimaciones de venta para el 2018), ahorro en más de 40% de agua potable en sus instalaciones y disminución del consumo energético en 14% gracias a un sistema de iluminación de bajo consumo y calderas de alta eficiencia. En materia de emisiones, esta tecnología permitirá reducir más de 200 toneladas de CO2 anuales.