Montevideo.- La inflación en Uruguay llegará a 7,9% en 2018, según previsiones de analistas que participaron en una encuesta difundida este viernes por el Banco Central.

La Encuesta de Expectativas de Inflación, correspondiente al mes de agosto y que consulta a economistas y agentes del sector financiero, mostró como respuesta más baja un aumento del Indice de Precios del Consumo (IPC) de 7,5%, mientras la previsión máxima fue de 8,5%.

El gobierno del presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, prevé un IPC de 6,8% para 2018 y de 5,9 para 2019.

Los analistas tienen previsto para agosto una inflación de 0,61%.

La inflación se aceleró a 8,41% en el año móvil con cierre en julio, impulsada por los alimentos y el transporte y se situó por tercer mes consecutivo fuera del rango meta oficial, de 3 a 7%.

El último dato anualizado, un aumento de 8,41, fue el más alto desde octubre de 2016 y representó un fuerte ascenso frente al que acumulaba en julio del año pasado (5,24%).

El IPC se alineó en marzo de 2017 con el rango meta del gobierno de 3-7%, después de situarse durante seis años por encima de la barrera del 7%.

Desde mayo el IPC supera el techo de la meta, tendencia esperada por el gobierno y analistas privados, en parte a raíz del alza del tipo de cambio que ronda el 6% en lo que va del año.

De acuerdo con el ministro de Economía, Danilo Astori, la contención del indicador inflacionario es clave "para defender el poder adquisitivo de salarios y pasividades".  

Uruguay cerró 2017 con un aumento del IPC de 6,55%, el menor registro anual de los últimos siete años.