La Paz. Brasil propuso este lunes un diálogo al interior de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para superar los "impasses" (estancamientos) políticos y diferencias ideológicas, con el fin de mantener la integración del organismo multilateral.

"Tenemos que buscar dialogar en el marco de la Unasur, de modo que podamos superar los 'impasses' políticos que están impidiendo, están trabando su funcionamiento para mantener esta organización", afirmó el canciller brasileño, Aloysio Nunes, durante una rueda de prensa en Bolivia.

El pasado 20 de abril se conoció la decisión tomada por Brasil, Argentina, Colombia, Chile, Perú y Paraguay de suspender de manera temporal su participación en la Unasur.

Para el canciller brasileño, el objetivo de la reorientación del organismo multilateral es dinamizarla y dirigirla de manera más precisa con temas prácticos, pragmáticos, que interesan de cerca la vida de los pueblos.

El pasado 20 de abril se conoció la decisión tomada por Brasil, Argentina, Colombia, Chile, Perú y Paraguay de suspender de manera temporal su participación en la Unasur.

Nunes realiza una visita oficial a Bolivia, donde se reunió este lunes con su homólogo boliviano, Fernando Huanacuni, y fue condecorado con la medalla Cóndor de los Andes "Grado Gran Cruz" por su contribución al fortalecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

A decir del canciller brasileño, Brasil está empeñado en que se mantenga la integración de la Unasur, con la finalidad de abordar temas como salud, integración física, combate a los crímenes transnacionales y seguridad de frontera en un espacio adecuado.

Insistió en que es necesario separar las divergencias ideológicas que son de otros espacios para ser expresados, reformar su estructura administrativa para hacerla más eficiente, "son ideas que compartimos, con los cuales estamos de acuerdo y otros cancilleres de América del Sur comparten estos puntos de vista", añadió.

El pasado 23 de abril, el presidente Evo Morales anunció gestiones con sus colegas para resolver los aspectos que motivaron el distanciamiento de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú.

Según el gobierno boliviano, los seis países decidieron suspender su participación debido a los temas pendientes que dejó la gestión anterior, a cargo de Argentina, entre ellos la designación del secretario general, cargo que se mantiene acéfalo tras la gestión de Ernesto Samper.

La Unasur está conformado por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Bolivia, que desde abril ejerce la presidencia pro témpore de la Unasur, fundada en 2008, continúa adelante con la permanencia de Ecuador, Uruguay, Venezuela, Surinam y Guyana.

El canciller brasileño resaltó la iniciativa de la presidencia pro témpore con la de coordinadores nacionales que se realizará en septiembre en Montevideo, para dar un nuevo inicio a la organización multilateral.