Quito. Ecuador está promoviendo una reunión en septiembre de gobiernos de la región para abordar el enorme flujo de inmigrantes que salen de Venezuela y que están llegando de manera desordenada a países sudamericanos.

La invitación del Gobierno ecuatoriano se produce en medio de un aumento del número de venezolanos en las fronteras de Colombia, Ecuador, Perú y Brasil, en su intento por buscar mejores condiciones de vida.

"El objetivo es interactuar entre los distintos gobiernos para mejorar el entendimiento de esta problemática y la información respecto a la forma en la que cada país está afrontando", dijo el viceministro de Movilidad Humana, Santiago Chávez, en un comunicado difundido por cancillería.

En la reunión, que se realizará en Quito el 17 y 18 de septiembre, el gobierno ecuatoriano invitará a Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, México, Perú Paraguay, Panamá, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, detalló el comunicado.

La invitación se produce en medio de un aumento del número de venezolanos en las fronteras de Colombia, Ecuador, Perú y Brasil, en su intento por buscar mejores condiciones de vida.

Además participará la agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Previo a la cita regional, Quito y Caracas instalarán en los próximos días una mesa técnica de cooperación para buscar soluciones a los problemas que generan la falta de documentos a los ciudadanos venezolanos que ingresan a territorio ecuatoriano.

En las últimas semana, miles de venezolanos han abarrotado las fronteras de varios países buscando huir de Venezuela en medio de una hiperinflación, escasez de alimentos y medicinas y cinco años de recesión.

Ecuador comenzó a exigir la semana pasada el pasaporte para que los ciudadanos venezolanos puedan entrar a su territorio, un documento muy difícil de obtener en Venezuela, lo que ha llevado a cientos a entrar al país de forma irregular.

 

Antes ingresaban portando únicamente su cédula de identidad nacional, pero según las autoridades ecuatorianas éstos documentos son fácilmente alterables.

Perú aplicará una medida similar desde el sábado, mientras que en Brasil los disturbios locales obligaron a cientos de inmigrantes venezolanos a cruzar la frontera de vuelta a su país.

"Es el momento de intercambiar opiniones, de ver que están haciendo los países en diferentes aspectos", agregó Chávez. "Lo peor que le puede ocurrir al país es que exista un caos migratorio".