Asunción. Con presencia del presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, se inauguró este miércoles una planta de ferrosilicio de la firma noruega "Elkem Paraguay S.A.".

La fábrica, ubicada en la ciudad de Limpio, departamento Central, a unos 18 kilómetros al norte de Asunción, atenderá principalmente al mercado sudamericano de ferrosilicio y aleaciones de fundición.

En conferencia de prensa, Abdo Benítez, destacó que la instalación de empresas extranjeras que apuestan al país es muy importante para la generación de fuentes de trabajo.

Enfatizó en que este es el modelo que necesita el país para convertirse en un lugar estratégico para las inversiones y consolidarse como una plataforma de negocios competitiva para la región y el mundo.

Por su parte, el ejecutivo de la empresa, Helge Aasen, expresó que el acceso a carbón y energía hidroeléctrica fue una combinación perfecta para que la firma se instale y realice sus inversiones en Paraguay.

Aseguró que con la inauguración de la planta cerca de la capital del país, se pretende contribuir a un futuro sostenible y crear valores en sus clientes, empleados y a la sociedad paraguaya.

A su vez, el vicepresidente de la firma, Yan Vinelet, indicó que con el enfoque en la sostenibilidad, la planta está trabajando para utilizar el cien por cien de carbón como reductor para el horno y las virutas de eucalipto para permitir la porosidad adecuada a la carga.

Agregó que el cuarzo se extrae localmente, respetando también la legislación vigente y los requisitos medioambientales.