Asunción. El ex fiscal general del Estado de Paraguay Javier Díaz Verón se entregó a la Justicia tras estar con paradero desconocido desde que la Fiscalía pidiera su detención, por un presunto delito de enriquecimiento ilícito.

El paredero de Javier Díaz Verón no se conocía desde el 13 de agosto, cuando la Fiscalía pidió su detención.

Díaz Verón fue detenido al entregarse este viernes en el departamento contra Delitos Económicos de la Policía Nacional y será conducido a la Fiscalía para luego ser presentado en el Palacio de Justicia, donde está convocado este viernes a una audiencia de imposición de medidas, informó el Ministerio Público.

Su esposa, María Selva Morínigo, imputada por supuesto lavado de dinero y bajo la que también pesaba una orden de detención, se entregó este miércoles, y el juez dictó su prisión preventiva. Ingresó en la cárcel de mujeres de Asunción y se entregó también el día en que estaba convocada para una audiencia de imposición de medidas.

La Fiscalía pidió el pasado 13 de agosto la detención de Díaz Verón por un presunto delito de enriquecimiento ilícito y para su esposa por un supuesto lavado de dinero.

El ex fiscal general del Estado se enfrenta a penas de hasta 10 años de prisión si la Justicia demuestra que existió enriquecimiento ilícito.

La Fiscalía pidió el pasado 13 de agosto la detención de Díaz Verón por un presunto delito de enriquecimiento ilícito y para su esposa por un supuesto lavado de dinero.

De acuerdo con la imputación, la pareja no justificó más de 3.763 millones de guaraníes (US$654.000) que presuntamente blanqueaban a través de, al menos, una empresa fantasma.

La Fiscalía también había ordenado el embargo de bienes del matrimonio.

Díaz Verón se apartó en enero de forma temporal del cargo tras la investigación abierta en su contra por la Fiscalía por una supuesta tenencia de terrenos en el Chaco que figuran a nombre de su suegra y por la adquisición de cabezas de ganado no reflejada en su declaración pública de bienes.