Santiago.- Mario Farren, a la cabeza de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) en Chile, anunció una serie de cambios en las normativas que hasta este viernes regularon el tema de la ciberseguridad y la inclusión financiera en el mercado nacional.

En el marco de un seminario organizado por el Diario Financiero, el superintendente dijo que desde la próxima semana comenzarán a informar de las nuevas obligaciones que recaerán sobres los bancos.

Acceso y “Portabilidad”. Ferren aseguró que, primero, se pretende desarrollar “elementos de mayor información a los usuarios, que permitan dar mayor facilidad para que los depositantes, usuarios y tarjetahabientes, puedan cotizar los distintos productos en las diferentes instituciones”.

Luego afirmó que una de las metas es “fomentar aún más la participación de los chilenos en el sistema financiero a través de medidas que faciliten el acceso a productos financieros, al dinero y la información”, anunciando con todo ello una especie de “portabilidad” al mundo bancario.

Estándares de ciberseguridad. Al respecto, el superintendente dijo que un primer cambio tiene que ver con la norma 20-8, que pretende asegurar que los bancos entreguen la “información sobre incidentes” que les afecten, como posibles ataques, por ejemplo.

Luego, un segundo cambio en esta materia busca incentivar a las instituciones a compartir información de estos incidentes entre ellas, ya que resulta clave mejorar la capacidad de reacción de los bancos y también de recuperación.