Toronto. La canadiense Tahoe Resources Inc dijo este viernes que suspendió las operaciones en su mina de oro La Arena en Perú, después de que manifestantes ingresaron a su propiedad y demandaron pagos por impactos ambientales en su comunidad.

Tahoe afirmó que presentó cargos por ingreso ilegal contra los líderes de la protesta, que incluyó a entre 80 y 100 personas de la comunidad de La Ramada, a unos tres kilómetros de la mina.

La manifestación se produjo después de recientes reuniones entre la compañía y algunos residentes de La Ramada que dijeron que desean una compensación por daños no especificados causados por el polvo y las vibraciones de las tronaduras en la mina, afirmó Tahoe en un comunicado.

Tahoe aseguró que el monitoreo continuo muestra que las detonaciones en la mina cumplen con la ley y los criterios de calidad ambiental.

La minera de oro y plata con sede en Vancouver, que también cuenta con operaciones en Guatemala y Canadá, no dijo cuándo retomaría las operaciones en Perú, pero afirmó que trabajaba en la resolución del problema.

Esta semana, Tahoe dijo que unos 600 metros cúbicos de solución de cianuro y oro podrían haberse filtrado hacia un arroyo contiguo al sitio de la mina, lo que habría sido provocado por un aparente intento de robo, según la compañía.