San Salvador.- El gobierno de El Salvador trabaja en una estrategia para atraer a decenas de miles de turistas de China a sus volcanes, playas y poblados tradicionales, afirmó el ministro salvadoreño de Turismo, José Napoleón Duarte.

En entrevista con la prensa china, Duarte dijo que el reciente establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países allana el camino para que El Salvador pueda convertirse en una opción turística para el mercado chino.

"Estuve en Europa hace unos meses conversando con empresas de China sobre los diferentes tópicos, propuestas y rutas que se pueden seguir en el camino a la comercialización de nuestros paquetes turísticos", aseguró.

Dentro del plan trazado, Duarte dijo que un equipo salvadoreño visitará China para abordar una cooperación en buenas prácticas.

El viaje también servirá a la misión salvadoreña para identificar a los principales operadores turísticos chinos y aprender sobre las prioridades para los turistas de ese país en sus viajes, abundó.

"Estoy solicitándoles que me envíen un equipo de chinos para que hagamos un programa de capacitación a guías turísticos que ya hablan inglés, que hablan español, que se están graduando de guías turísticos, para que aprendan mandarín", agregó el ministro.

Expuso que El Salvador busca convencer a los viajeros chinos de que su oferta de atracciones naturales, rutas por pueblos enclavados en montañas, gastronomía y hospitalidad hará que disfruten de una experiencia única que no se vive en otros destinos turísticos.

"Para nosotros es muy atractivo pensar que a los mercados chinos les va a gustar muchísimo la combinación de volcanes con temperaturas altas y bajas y la combinación de lagos de origen volcánico donde cambian de colores y están rodeados de infraestructura interesante", describió.

El ministro planteó que la apuesta es que en un lustro la cifra de turistas chinos que visiten El Salvador se incremente a 50.000 por año, desde los cerca de 3.500 que lo hacen en la actualidad.

Para llegar a la meta se lanzará una campaña de mercadeo y comercialización, se hablará con aerolíneas para que haya conectividad, y se convocará al sector privado para que se sume al proyecto, enumeró.

Explicó que un punto central de la estrategia será impulsar a El Salvador y la oferta turística de Centroamérica y México como un viaje multidestino, de cara a que los turistas chinos se animen a hacer el largo vuelo desde China para pasar una o dos semanas recorriendo la región.

"Un viaje de larga distancia no puede ser un viaje corto, tiene que ser un viaje que valga la pena y los chinos en eso no tienen problema. Pueden viajar más de 15 días, hasta un mes", confió el ministro.

Unos 2,2 millones de turistas extranjeros visitaron El Salvador en 2017, con cientos de kilómetros de playas en el Pacífico, sitios arqueológicos y gastronomía basada en el maíz, una cifra récord que superó en 9,5% a la afluencia del año previo, señaló.

El ministro salvadoreño dijo que la inseguridad que existe en el país, de 6,5 millones de habitantes, no ha representado un problema para el turismo extranjero.

"No hemos tenido problemas masivos ni grandes con los turistas", dijo el funcionario y agregó que europeos, mexicanos y brasileños figuran entre el turismo que visita su país.