Montevideo.- El indicador adelantado de la actividad en Uruguay, el Indice Líder CERES (ILC), bajó en junio 0,3% por segundo mes consecutivo, lo cual anuncia una contracción de la economía para el trimestre julio-septiembre, informó el instituto privado CERES.

"Esta es la segunda caída del Indice Líder en los meses correspondientes al tercer trimestre del año 2018. La caída del ILC durante un trimestre entero anticipa una contracción de la actividad económica", señaló el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (CERES) en un documento.

En tanto, el Indice de Difusión del ILC se ubicó en 15%, lo cual indica que "la mayoría de las variables del ILC se comportaron de manera contractiva y que la caída fue generalizada".

El ministro de Economía de Uruguay, Danilo Astori, dijo la semana pasada que la actividad económica se desaceleró en el segundo trimestre de 2018 en relación al primer cuarto del año, cuando se expandió un 2,2% interanual.

Esa desaceleración obedece a los efectos de la sequía del último verano austral, que tuvo un impacto "muy negativo" en la producción de la agroindustria y las exportaciones, especialmente en la soya.

Astori ratificó la proyección de crecimiento de 2,5% para 2018, objetivo que se redujo desde un 3% fijado a principios de año.

El Banco Central del Uruguay, que divulgará a mediados de septiembre el Informe de Cuentas Nacionales del primer semestre, admitió este mes de agosto en su Informe de Política Monetaria que la economía uruguaya habría desacelerado su ritmo de crecimiento en el periodo abril-junio.

La economía de Uruguay se expandió un 2,7% en 2017, impulsada por el consumo y las exportaciones, y completó 15 años de crecimiento ininterrumpido.