Guatemala. El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, negó este jueves que se haya roto el orden constitucional en el país, como lo acusaron diversos sectores, y aseguró que las decisiones que tomó en relación a la comisión contra la impunidad de la ONU están apegadas al Estado de Derecho.

"Esta decisión está apegada a derecho y por ningún motivo se está violentando el orden constitucional", dijo Morales en un mensaje leído ante la prensa al referirse a su decisión de no renovar el mandato a la Comisión Internacional Contra la Impunidad para Guatemala (CICIG).

La CICIG, cuyo mandato concluye en septiembre de 2019, fue la promotora de una investigación en su contra por financiamiento electoral ilícito en la campaña de 2015, cuando ganó la Presidencia. Morales también ordenó este martes prohibir el ingreso a territorio guatemalteco del titular de la CICIG, el jurista colombiano Iván Velásquez, argumentando que representa una "amenaza a la seguridad nacional". 

La Convergencia por los Derechos Humanos, que agrupa a nueve organizaciones civiles de Guatemala, denunció a Morales por "romper el orden constitucional, al valerse de fraude de ley para adoptar decisiones ilegales". En un comunicado, dado a conocer este jueves en la prensa local, llamó a la sociedad guatemalteca a "ejercer su derecho a la resistencia".

"Le digo al pueblo de Guatemala que a lo largo de nuestra administración de gobierno nunca tomaremos decisiones que violen el orden constitucional", aseguró el presidente Morales.

El "pesar" internacional. "Le digo al pueblo de Guatemala que a lo largo de nuestra administración de gobierno nunca tomaremos decisiones que violen el orden constitucional", aseguró el presidente. Morales también enfrenta críticas a nivel internacional. Este miércoles, el Grupo de Donantes para Guatemala (G13), conformado por países y organismos multilaterales, emitió una declaración expresando su "pesar" por la decisión sobre la CICIG.

"Expresamos nuestro pesar ante la decisión soberana del Gobierno de Guatemala de no renovar el mandato" de la CICIG y "preocupación" por las acciones de "impedir la entrada del Comisionado Iván Velázquez (colombiano), jefe de la CICIG", consignó la declaración.

El G13 está conformado por Canadá, Alemania, Italia, Japón, Países Bajos, Noruega, España, Suecia y Estados Unidos, además del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial (BM), Fondo Monetario Internacional (FMI), Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA).