La Paz. Bolivia sumó un nuevo mercado para la urea. Además de Brasil, Argentina y Uruguay, el fertilizante se exporta ahora a Paraguay. A julio de este año, las ventas a estos cuatro mercados llegaron a US$16,9 millones. Brasil adquiere las tres cuartas partes del producto.

Según el último reporte del Instituto Nacional de Estadística (INE), publicado en su sitio web, las exportaciones comenzaron en febrero con envíos regulares al mercado brasileño, en junio se empezó con las ventas a Argentina y Uruguay y desde julio se agregó Paraguay.

En cuanto a volumen, hasta julio se despacharon 67.541 toneladas métricas (TM) del fertilizante. Brasil adquirió el 74% del producto, Argentina el 17,3%, Paraguay el 5,5% y el restante 3,2% fue comprado por Uruguay, siempre según los datos de la oficina estatal.

El 14 de septiembre de 2017, el Gobierno inauguró la Planta de Amoniaco y Urea, que está ubicada en el municipio de Bulo Bulo (Cochabamba), desde donde se exporta el fertilizante a los cuatro mercados.

Con la industrialización de los hidrocarburos, el Gobierno anunció entonces que Bolivia dejaría de importar unas 27.000 toneladas métricas de urea por año.

La planta tiene una capacidad de producción de 1.200 TM de amoniaco y 2.100 TM de urea día (700.000 toneladas/año). En el complejo petroquímico, construido por la surcoreana Samsung Engineering Co. LTD, se hizo una inversión de US$953 millones.

Con la industrialización de los hidrocarburos, el Gobierno anunció entonces que Bolivia dejaría de importar unas 27.000 toneladas métricas de urea por año.

Desde octubre de 2017 hasta mayo de este año, de acuerdo con un informe de la Dirección de Comercialización de Productos Industrializados de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), se comercializó 48.981,75 TM de urea, de las cuales 12.388,10 TM corresponden al mercado interno y 36.593,65 TM al mercado externo.