Lima. La compañía Repsol instalará su primer puerto monoboya en el Perú, que le permitirá realizar operaciones portuarias de crudo y combustibles líquidos inclusive en condiciones climatológicas adversas.

Según informó la petrolera en un comunicado, la construcción de su cuarto terminal en Perú, significará una inversión de US$109 millones.

La implementación del nuevo terminal reducirá los periodos de indisponibilidad, garantizando el suministro sostenido de combustibles en el litoral y, al mismo tiempo, se incrementará la seguridad de las operaciones.

Repsol detalló que la Autoridad Portuaria Nacional (APN), otorgó a la Refinería La Pampilla la autorización de la “Habilitación Portuaria” para iniciar las obras. Se estima que las operaciones comiencen en el primer semestre de 2019.

Una de las ventajas que tendrá el terminal portuario monoboya, es operar con olas de hasta 3,5 metros de altura y atender buques tanques de hasta 120.000 toneladas y 14,30 metros de calado. 

En la instalación, la nave se amarrará a la parte rotativa de la monoboya, permitiendo que la embarcación se posicione de manera favorable, según la dirección del viento, olas y corriente marina.

*Con información de Gestión.