Ciudad de México. A dos meses y medio de que asuma el poder el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, las expectativas económicas para México se mantienen en 2,2% y completan en este nivel un segundo mes consecutivo, consigna información recabada por la consultoría FocusEconomics.

Pese a la consistencia en la previsión económica, los analistas consultados por la firma evidenciaron que “el aire fresco que ha otorgado el acuerdo de principio de Estados Unidos con México en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte” favorece a un mejor ánimo de los estrategas.

No obstante, advierten que están a la expectativa de los detalles que tendrá el acuerdo final, “que podría traer una serie de concesiones de parte de México en el sector automotriz con tal de mantenerlo”.

En el mismo reporte, la consultoría destaca que el Consensus Forecast de los 35 grupos de análisis y corredurías entrevistados para la expectativa de inflación es de un retorno al objetivo de 3% hasta dentro de dos años.

Entre los 35 grupos entrevistados, destacan por su mayor optimismo sobre el desempeño mexicano en este año HSBC y Capital Economics, que fijaron su expectativa de crecimiento en 2,5%.

De manera que prevén que, al cierre de este año, la inflación será de 4,3%, mientras que para el año entrante estará en 3,6%.

En septiembre, sólo uno de los grupos financieros consultados elevó sus previsiones para el de- sempeño del Producto Interno Bruto (PIB) de México, el Kiel Institute. El mes pasado, agosto, sólo Goldman Sachs elevó su pronóstico.

El contrapeso para el consenso económico general en septiembre lo hicieron cuatro consultorías que, de acuerdo con el levantamiento de FocusEconomics, recortaron en el mes su previsión: Scotiabank, Prognosis, Itaú y BBVA.

Entre los 35 grupos entrevistados, destacan por su mayor optimismo sobre el desempeño mexicano en este año HSBC y Capital Economics, que fijaron su expectativa de crecimiento en 2,5%.

En el extremo, se mantiene Vector Casa de Bolsa como el participante con el pronóstico más bajo para la actividad mexicana, con una estimación de 1,5%.

Expectativa estable 2019. De acuerdo con el consenso del mercado, la economía mexicana registrará una expansión de 2,2% en el primer año de la nueva administración.

Este pronóstico se mantiene sin cambios por segundo mes consecutivo, siendo la consultoría más optimista Banco Bradesco, que ve con un PIB de 3%.

De este apartado se desprende un comentario de Steven Palacio, un economista en JPMorgan: “Con el ingreso del salario real subiendo, las remesas se mantienen en buena forma y la confianza del consumidor resurge, lo que parece dar una expectativa positiva en la demanda que podría favorecer un rebote en el segundo semestre”.