Ciudad de México. Los cambios más estrictos a la regla de origen de la industria automotriz en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) afectarán de forma negativa la competitividad del sector, consideró este martes el Grupo Financiero Citibanamex.

En un reporte especial, la institución financiera precisó que en el nivel actual la regla de origen otorga un nivel de protección a la industria automotriz, que en el 2017 representó un 20% del billón de dólares de comercio generado entre Canadá, Estados Unidos y México, los tres socios del pacto.

"No hay cómo endulzarlo: los cambios delineados en el acuerdo entre los Estados Unidos y México afectarán la competitividad del complejo automovilístico regional", explicó el reporte.

"Su reemplazo por reglas de origen más estrictas tanto en términos de magnitud como en condiciones que deben cumplirse implica costos adicionales en competitividad y/o precios para los consumidores de la región", agregó.

Citibanamex indicó que la provisión de "salario alto" ayudará a reequilibrar marginalmente la producción automotriz regional a favor de los Estados Unidos y en contra de México. "Este aparente beneficio afectará a México y posiblemente a los productores", explicó.

Estados Unidos y México anunciaron el pasado 27 de agosto un "entendimiento en principio", como parte del proceso de modernización del TLCAN que había comenzando precisamente a mediados de agosto de 2017.

Como parte del acuerdo, ambas naciones acordaron elevar al 75% el umbral regional de contenido automotor para tener derecho al libre comercio, desde un 62,5%.

La regla también incluyó un nuevo requisito para que el 40%-45% de un vehículo sea producido en la región por trabajadores que ganan más de US$15 por hora.

Citibanamex indicó que la provisión de "salario alto" ayudará a reequilibrar marginalmente la producción automotriz regional a favor de los Estados Unidos y en contra de México.

"Este aparente beneficio afectará a México y posiblemente a los productores extrarregionales instalados en el país", explicó.

"En el análisis final, sin embargo, también hay un costo en términos de limitar el papel de México como una plataforma desde la cual América del Norte exporta al resto del mundo, una estrategia ampliamente adoptada por los fabricantes de automóviles", agregó.

La institución financiera consideró, no obstante, que el acuerdo inicial no implica cambios a las perspectivas macroeconómicas de México.

Citibanamex proyecta una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de México del 2,3% en 2018, que se desacelerará a un 1,9% en 2019, tras expandirse un 2% en 2017.

El entendimiento en principio alcanzado entre Estados Unidos y México en el TLCAN aún espera la aprobación de Canadá, cuyo equipo técnico reanudó el martes en Washington el escrutinio de los lineamientos acordados por sus socios.