Lima. El presidente de Perú, Martín Vizcarra, pidió este martes a la ciudadanía y a los funcionarios "derrotar" la corrupción en el país que se agarra del Estado "con uñas y dientes".

"La corrupción no se va a ir tranquila a su casa, se quiere quedar donde está, se agarra con uñas y dientes del Estado, y no lo quiere soltar", dijo.

"Necesitamos el esfuerzo de todos para combatir y derrotarla", expresó Vizcarra durante un acto en el departamento norteño de Cajamarca.

El mandatario peruano, cuyo gobierno ha impulsado un conjunto de reformas constitucionales en el Congreso, insistió en la necesidad de "destruir la corrupción", tras considerar que "es la más importante tarea que nos hemos puesto".

Vizcarra instó también a la población a estar vigilante en su localidad, y a denunciar si perciben vestigios de corrupción por parte de las autoridades.

"Perú tiene condiciones para ser un país grande y desarrollado, necesitamos retirar a los malos elementos", sostuvo, al tiempo que defendió que por esa razón "planteamos reformas estructurales y vamos a continuar ese camino hasta lograr el objetivo".

El Ejecutivo peruano impulsa tres reformas constitucionales que incluyen la reforma del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), bicameralidad y reelección de congresistas, y el financiamiento privado de partidos políticos.