Washington. La crisis que afronta Nicaragua desde abril pasado volverá al seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), que este miércoles realizará una sesión extraordinaria del Consejo Permanente que busca lograr una nueva resolución sobre la nación centroamericana.

La cita fue convocada a petición de la misión de Canadá y en nombre del Grupo de Trabajo que se creó en agosto pasado para dar seguimiento a la crisis nicaragüense. Durante el debate se sabrá si hay votación o no sobre la resolución.

Dentro de los ocho puntos a resolver, llama la atención el que insta al Consejo Permanente "a considerar todas las medidas posibles para la búsqueda de soluciones pacíficas efectivas a la crisis en Nicaragua".

Además, el Consejo "hace un llamado a los Estados miembros y observadores a implementar con sus respectivos marcos legales y el derecho internacional aplicable medidas apropiadas para coadyuvar al restablecimiento del estado de derecho y la protección de los derechos humanos" en la nación nicaragüense.

El encuentro en la OEA se dará en medio de un brote de detenciones a líderes estudiantiles en el país centroamericano que fue calificado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como la "continuidad de un patrón de represión selectiva".

"La CIDH urge al Estado de Nicaragua a cumplir con sus obligaciones internacionales en materia de Derechos Humanos", escribió este martes la Comisión en Twitter.