ae brand lab

Acreditación, investigación e internacionalidad: evidencias de la excelencia UPC

El reconocimiento oficial del Estado Peruano y el sólido compromiso con la investigación son las principales características que definen la excelencia de la casa de estudios.
Jueves, 15/04/2021 AE Brand Lab

La educación universitaria es, sin duda, uno de los motores que impulsan el desarrollo de un país. Sin embargo, la pandemia provocada por el coronavirus la ha desafiado. En este contexto, la propuesta de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicada (UPC) ha destacado en la coyuntura gracias a uno de sus pilares más importantes: la exigencia.

La excelencia de los servicios educativos de la UPC está sustentada en varios atributos. Uno de los más importantes es la acreditación institucional que recibió de WASC (la prestigiosa acreditadora estadounidense de universidades como Stanford, Berkeley, Caltech y UCLA) que a su vez ha sido reconocida y aceptada por parte del Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (SINEACE) en 2018, según informó la UPC. Esto la ha convertido en la única universidad peruana con una acreditación institucional en el Perú.

“Convertirnos en la primera universidad peruana con una acreditación institucional reconocida por el Estado es un motivo de orgullo y también una responsabilidad que nos recuerda, día a día, nuestro compromiso con la transformación de la educación superior en el Perú”, indica Edward Roekaert, rector de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC).

Gracias a estas acreditaciones, la UPC es la universidad #1 en acreditación en el Perú por cuarto año consecutivo, según el Ranking de las Mejores Universidades del Perú 2017, 2018, 2019 y 2020 de esta casa editorial.

Virtudes transversales

La excelencia de la universidad también se sustenta en otros dos importantes hitos. Uno de ellos es su ubicación en el primer lugar (#1) en Internacionalización por siete años consecutivos en el Ranking de las Mejores Universidades del Perú 2014, 2015, 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020 de la revista América Economía. La casa de estudios ofrece más de 220 convenios internacionales, que se traducen en programas internacionales que van desde misiones académicas, semestres de intercambio y programas de dobles o múltiples grados.

El elevado perfil internacional de la UPC, sumado a los reconocimientos a su calidad académica, le han permitido firmar alianzas estratégicas únicas en el país, como son los programas UPC –ARIZONA y UPC-NCUK. Estos convenios abren las puertas de dos de los mejores sistemas educativos universitarios del mundo, el norteamericano y británico, a los jóvenes peruanos, quienes hoy pueden graduarse de universidades TOP 100 del mundo.

La investigación es otro de los cimientos de la excelencia en la UPC. Como han señalado varios expertos, la investigación es parte de la esencia de una universidad, ya que esta, además de ser un centro de formación, debe ser una institución capaz de producir conocimiento. En este terreno, la UPC tiene varios avances y ha recibido diversos reconocimientos. Además, cuenta con 455 publicaciones científicas en medios indexados en Scopus y WOS.

Esta fortaleza se explica, en buena medida, a las 37 líneas de investigación registradas oficialmente en la Dirección de Investigación de UPC y en la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (Sunedu). Este músculo académico ha permitido que la universidad tenga 18 patentes admitidas por el Indeocpi y registradas por Patentscope en el 2020. Este esfuerzo ha ubicado a la universidad en el tercer lugar (#3) del Ranking 2020, que elabora la Dirección de Invenciones y Nuevas Tecnologías (DIN) de Indecopi, el cual reconoce el valor de las patentes como un importante indicador del nivel de desarrollo y avance en las investigaciones e innovaciones. Asimismo, en ese mismo año, seleccionó y financió 272 proyectos de investigación a través del “VIII Concurso Anual de Incentivo a la Investigación de UPC”.

Esta institución educativa no ha sido ajena a la crisis sanitaria y ayuda al país a afrontar esta coyuntura a través de sus proyectos de investigación. Por ejemplo, a través de un convenio entre la UPC y el Instituto de Investigación Nutricional, se ha implementado un nuevo Laboratorio de Biología Molecular para el estudio de enfermedades respiratorias y síndromes febriles. “El laboratorio ya cuenta con la autorización del Instituto Nacional de Salud para la detección de la COVID-19 mediante pruebas moleculares de alta precisión y es uno de los cuatro laboratorios universitarios en el país habilitados para este servicio a la población”, menciona el rector de la UPC.

Asimismo, con el financiamiento de Concytec y la participación de universidades extranjeras, la UPC ha desarrollado un espirómetro portátil y descartable que se encuentra en proceso de ser patentado. El dispositivo, que es de bajo costo, tiene la capacidad de conectarse a una red telemétrica de monitoreo y mide la capacidad respiratoria de pacientes de coronavirus que están en recuperación. Esta tecnología contribuirá a descongestionar los hospitales, ya que, gracias a su portabilidad, el monitoreo se podrá realizar desde las casas de las personas afectadas por el virus.

“La coyuntura le ha brindado a la sociedad la oportunidad de entender de modo más palpable y concreto que la ciencia existe para beneficio de la humanidad. Los ojos se volcaron hacia las universidades y centros de investigación en búsqueda de respuestas y nosotros hemos respondido”, dice el rector de la UPC.

Sin duda, los desafíos que nos ha exigido la pandemia en el corto y largo plazo son amplios. Entidades como la UPC, a través de la excelencia alcanzada gracias a su propuesta educativa, serán vitales para la formación de los profesionales que deberán trabajar y construir el futuro del país y la producción de conocimiento que conduzca a una sólida creación de soluciones innovadoras para todos los peruanos.