ae brand lab

¿Pensando en viajar? Conozca los países de América Latina que han abierto sus fronteras y las restricciones que persisten

El ingreso a la mayoría de los países en Latinoamérica sigue estando restringido o condicionado a la presentación de un PCR negativo y cuarentenas obligatorias, por el creciente temor al avance de la variante Delta. Sin embargo, al menos cuatro países ya han dado el paso de abrir sus fronteras por completo.
Viernes, 27/08/2021 Gianni Amador

Viajar ya no es lo mismo y hacerlo hoy sigue estando bastante lejos de lo que significaba antes de la pandemia del COVID-19. La mayoría de los países impusieron restricciones que aún se mantienen y muy pocos han tomado la decisión de revertirlas debido, principalmente, a los crecientes temores por la expansión de la variante Delta del coronavirus, en medio de un lento avance del proceso de vacunación. 

En Latinoamérica, una de las regiones más golpeadas por la pandemia, siguen estando limitadas las entradas a los países, lo que a su vez ha retrasado el avance de la recuperación de sectores económicos como el turismo y la aviación. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) dijo en julio que la región crecería este año un 5,2%, pero advirtió que no sería suficiente. Los países y sus gobiernos necesitan hacer más, sostuvo el organismo.

Y muy pocos han dado un paso adelante en ese sentido. Hasta mediados de agosto, solo México, Costa Rica, Colombia y República Dominicana mantenían sus fronteras abiertas sin restricciones. Los viajeros que decidan entrar a algunas de estas naciones pueden hacerlo sin necesidad de presentar una prueba de PCR negativa ni cumplir cuarentenas. 

Una medida que no se ha visto replicada en al menos el 80% de América Latina, donde solo en la última semana se reportaron más de 1,3 millones de casos y 19.000 muertes vinculadas al Covid-19, según cifras de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Ni siquiera en los países donde más se ha avanzado en la vacunación, como Chile y Uruguay, se han abierto las fronteras. De hecho, estos dos países junto a Argentina y Honduras, son los únicos de la región que mantienen la prohibición de entrada de viajeros que no sean residentes.

¿Se puede viajar entonces al resto de los países de América Latina? Sí, pero en al menos la mitad de ellos se mantienen condiciones para el ingreso de viajeros, que van desde la presentación de un test con resultado negativo para COVID-19, hasta cumplir con cuarentenas obligatorias por períodos de una a dos semanas.

Algunas organizaciones, como el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) han recomendado a los países latinoamericanos explorar la viabilidad de implementar un Certificado Digital de COVID-19 para viajeros, similar al que se está aplicando en Europa. “Esto permitiría facilitar los viajes y el turismo, al agilizar los controles de entrada y salida de los aeropuertos, en alineación con los estándares establecidos por la Asociación de Transporte Aéreo (IATA), sobre esquemas de vacunación, realización de pruebas y seguimiento de quienes ya tuvieron la enfermedad”, expresó Virginia Messina, vicepresidenta Senior del WTTC en una entrevista con la agencia AFP.

En ese camino, los más avanzados son Colombia y Uruguay. El primero tiene a disposición de los viajeros la aplicación CoronaApp en la que deben reportar su estado de salud, mientras que el segundo implementará el pasaporte sanitario a partir de octubre a través de la app CoronavirusUy en la que se deberá informar acerca de las vacunas recibidas. En Brasil, una iniciativa similar llegó al Congreso para su discusión, pero el presidente Jair Bolsonaro ha advertido que la vetará si resulta aprobada.

Por lo pronto, en el corto plazo viajar seguirá siendo un proceso más complejo de lo habitual y si lo está considerando, deberá tener en cuenta los requerimientos que exige cada país y que a continuación se detallan:

Fronteras abiertas

México

Es de los pocos países que nunca cerró sus fronteras durante la pandemia y ha sabido sacar provecho de esta decisión durante el verano en el hemisferio norte. Esta ventaja le ha permitido una veloz recuperación del tráfico aéreo con Estados Unidos, que lo llevó a superar los 3 millones de pasajeros transportados en junio, una cifra que no había alcanzado ni siquiera antes de la pandemia, según datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Este comportamiento responde a la decisión del Gobierno mexicano de no imponer ningún tipo de restricciones para la entrada de viajeros que lleguen por avión. Sin embargo, los que provengan de países con una mayor afectación por el COVID-19 (como Brasil o India), podrían ser examinados y, si fuese el caso, puestos en cuarentena.

Colombia

El país caribeño mantuvo sus fronteras cerradas durante muchos meses, pero las restricciones han sido levantadas. Los viajeros internacionales que ingresen a Colombia no deberán presentar prueba PCR negativa, sino que solo tienen que reportar su estado de salud a través de la aplicación CoronaApp y responder al seguimiento que le haga el asegurador o la Secretaría de Salud. El país tiene restringido el ingreso a los pasajeros que hayan estado en India en los últimos 14 días.

Costa Rica

El ingreso a Costa Rica está habilitado para turistas de todos los países del mundo, sin necesidad de acreditar un resultado negativo de PCR ni guardar cuarentena. Sin embargo, los viajeros que no tengan las dos dosis de vacuna contra el coronavirus deben descargar un “pase de salud” 72 horas antes del ingreso al país. Quienes no estén vacunados o no hayan completado el proceso al momento del viaje, deben presentar un seguro que cubra gastos de alojamiento y médicos en caso de infectarse de COVID-19. También deberán presentar un seguro quienes se hayan vacunado con dosis que no sean las de Moderna, PfizerBioNTech, AstraZeneca o Janssen.   

República Dominicana

El ingreso a la isla caribeña está abierto para la mayoría de los países, sin necesidad de presentar una prueba negativa de COVID-19 a su llegada. No obstante, se les realizará una prueba de aliento rápida y aleatoria a un porcentaje de los pasajeros. Solo estarán exentos quienes presenten tarjeta de vacunación con no menos de tres semanas de haber sido colocada la última dosis. República Dominicana exige un PCR negativo para los viajeros procedentes de Brasil, India, Australia, Indonesia, Irak, Irán, Irlanda, Kuwait, Mónaco, Reino Unido, Congo, San Vicente y las Granadinas, Senegal, Siria, Sudáfrica, Suecia, Tailandia y Túnez.

Fronteras abiertas con restricciones

Ecuador

Los viajeros que lleguen al país con un PCR negativo, podrán ingresar libremente y sin necesidad de cumplir cuarentena. En el caso de los pasajeros que no se hayan realizado el test, podrán hacerlo en el Aeropuerto y cumplir con un aislamiento obligatorio hasta que obtenga el resultado negativo. Solo los viajeros procedentes de Brasil deben presentar el PCR y guardar cuarentena por 10 días. Quienes deban cumplir con el aislamiento, tendrán que cubrir los costos del transporte, alojamiento y alimentación.

Brasil

Brasil, al igual que México, nunca cerró sus fronteras completamente. La única diferencia es que los viajeros -vacunados y no vacunados- deben contar con un test que indique negativo para coronavirus y llenar el formulario “Declaración de Salud del Viajero” a su arribo al aeropuerto, en el que acepta las medidas sanitarias que deberá cumplir durante su estadía en el país. Solo está prohibido el ingreso de pasajeros que provengan de la India, Reino Unido y Sudáfrica. Brasil no requiere que los viajeros cumplan con las cuarentenas. 

Perú

El país andino exige un PCR negativo realizado 72 horas antes del ingreso tanto a vacunados como a los no vacunados. Los pasajeros deben subir el resultado del test y llenar una declaración jurada a través de la página web de Migración del Perú. El país solo impondrá cuarentena obligatoria a los pasajeros peruanos o extranjeros que provengan o hayan estado en los últimos 14 días en India, Brasil o Sudáfrica.

Paraguay

Los viajeros tienen que presentar el resultado negativo de una prueba de COVID-19 y guardar cuarentena de 12 días si quieren ingresar a Paraguay. El aislamiento puede acortarse si presentan un test negativo cinco días después de su ingreso al país. El alojamiento para la cuarentena es de libre elección. Los pasajeros que provengan de algún país que no sea de Sudamérica, deben contar con un seguro médico internacional con cobertura de costos de tratamiento para coronavirus.

Bolivia y Venezuela

Todos los viajeros que ingresen a Bolivia deben presentar el resultado negativo del PCR realizado 72 horas antes, guardar una cuarentena obligatoria de 10 días y contar con un seguro con cobertura de COVID-19. Mientras que los viajeros que ingresen a Venezuela, tendrán que presentar también el resultado negativo de una prueba de coronavirus, pero estarán exentos de cumplir con cuarentenas. Antes de abordar, los pasajeros deben registrarse en línea y descargar un código QR que será escaneado al llegar al aeropuerto.

Fronteras cerradas

Chile

Chile cuenta con al menos el 80% de su población objetivo vacunada, pero no ha sido suficiente para abrir sus fronteras. El Gobierno aligeró un poco sus restricciones a finales de julio para quienes deseen salir del país; sin embargo, sigue prohibiendo el ingreso de los extranjeros. Solo pueden entrar los chilenos o residentes y para ello es obligatorio presentar un PCR negativo y cumplir con una cuarentena de 10 días. Los viajeros tendrán un seguimiento durante 14 días, con un autorreporte de síntomas, testeo y fiscalización incluida.

La medida establecida para quienes quieren viajar fuera de Chile contempla como obligatoriedad contar con el Pase de Movilidad, un registro limitado solo para quienes tengan las dos dosis de vacunas. Este mecanismo ha sido duramente criticado por la Federación de Empresas de Turismo de Chile (FEDETUR), que lo considera “elitista, insuficiente y discriminatorio”. Aun así, desde que comenzó a implementarse la medida el 26 de julio, ha habido un incremento del 40,2% del factor ocupación de las aerolíneas en tramos internacionales y de 69,8% para los domésticos, según las últimas cifras del Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez.

Uruguay

Después de Chile, Uruguay es el país de la región que más vacunados per cápita tiene al superar en agosto el 65% de la población inoculada con dos dosis; aun así, mantiene sus fronteras cerradas. Un panorama que comenzará a cambiar pronto, según el reciente cronograma de apertura anunciado por el Gobierno. A partir del 1 de septiembre los extranjeros vacunados (con las dos dosis) y que tengan propiedades en el país, podrán ingresar presentando una prueba negativa de COVID-19 y no será necesario cumplir con cuarentenas. Dos meses después, el 1 de noviembre, Uruguay permitirá el ingreso al país a toda persona extranjera que esté vacunada y que tenga test negativo.

Uruguay implementará además la aplicación CoronavirusUy, un pasaporte sanitario con el que prevé reanudar paulatinamente los vuelos en octubre, permitiendo a los uruguayos volver a viajar al extranjero.

Argentina

El ingreso a Argentina está limitado solo a los nativos, residentes y –previa autorización– a personas que viajen por reagrupación familiar o motivos humanitarios. Pero incluso esos ingresos están limitados a 1.700 personas por día, una medida que acaba de ser ampliada (antes se limitaba a 1.000) y que podría ser elevada a 2.300 próximamente, según lo anunciado por las autoridades gubernamentales. En el caso de los extranjeros autorizados, deben presentar un PCR negativo y cumplir con una cuarentena de al menos 10 días.

Según un reciente anuncio hecho por el presidente Alberto Fernández, Argentina se apresta a reabrir sus fronteras a los turistas extranjeros que cuentan con un esquema completo de vacunación. Aunque no adelantó fecha, sí anunció que el plan contempla habilitar pasos de frontera terrestres con Chile y Uruguay y eso será a partir del 6 de septiembre.

 

Fotos: Piqsels