La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), expresó este viernes su rechazo contra la actitud de los cuatro países europeos que restringieron el tránsito del avión del presidente Evo Morales en su retorno de Moscú a La Paz por sospechas infundadas de traslado del ex agente de seguridad estadounidense, Edward Snowden, reclamado por Washington.

"Expresamos nuestro rechazo por estos hechos injustificables que pusieron en riesgo la seguridad del presidente boliviano y fueron contrarios a la libertad de movimiento y la inmunidad de jurisdicción de que goza todo jefe de Estado", dicta un comunicado

Asimismo, "manifiesta" su solidaridad con el presidente boliviano.

Los países de la CELAC pidieron aclarar la denegación de permisos de algunos países europeos al avión presidencial boliviano para sobrevolar o aterrizar en sus territorios.

"La CELAC demanda el esclarecimiento de los hechos, que constituyen una violación del derecho internacional, y las explicaciones a que hubiere lugar", subraya el documento.

El grupo regional expresó también su "seria preocupación" por el hecho de que algunos gobiernos europeos denegaran o retiraran "sorpresivamente y sin que mediara explicación alguna" los permisos de sobrevuelo o aterrizaje al avión oficial del presidente Morales.