Johannesburgo.  El arquero Julio César no participó el jueves en el entrenamiento de la selección brasileña de fútbol para ser sometido a un tratamiento de fisioterapia, tras abandonar la cancha en la víspera durante un partido amistoso con Zimbabue por dolores en la espalda.

El meta tuvo que ser reemplazado a los 26 minutos del encuentro en que Brasil superó por 3-0 a su rival africano tras disputar el balón en una jugada con el zimbabuense Benjani Muwariwari.

El médico de la selección brasileña, José Luis Runco, dijo después del partido que Julio César se había "trabado la espalda" y que sería evaluado.

El técnico Dunga minimizó la contusión del arquero titular del plantel y dijo que estará recuperando en dos o tres días, pero no dijo hasta cuándo estará sin entrenar junto al resto del equipo.

"El va a trabajar hoy con el (fisioterapeuta Luiz) Rosan, (va a) hacer un trabajo más localizado. Es un golpe, en dos o tres días va a estar resuelto", declaró Dunga en una rueda de prensa antes de la sesión de entrenamiento de la selección.

Juan y Kaká. El zaguero Juan, que no jugó en el amistoso en Harare, participó normalmente en las actividades del equipo, que fue realizada en un estadio de Soweto, a poco más de 20 kilómetros al sudoeste de Johannesburgo, con entrada gratis para el público, una exigencia de la FIFA.

Según Dunga, Juan no jugó en el primer encuentro amistoso de Brasil en su preparación para el Mundial porque sintió dolores musculares, una consecuencia de los trabajos físicos realizados por la selección en la preparación para el Mundial.

El entrenador también dijo que quedó satisfecho con la actuación de Kaká contra Zimbabue.

El mediocampista, que se recuperó recientemente de una lesión muscular en el muslo, jugó sólo en los primeros 45 minutos y tuvo una actuación discreta.

"Kaká viene creciendo en los entrenamientos, pero él quiere hacer los arranques que hacía (cuando estaba) en su mejor forma, pero aún no puede. Primero tenemos que darle la dinámica de juego, porque a partir de ahí él se va a ir soltando. La tendencia es que mejore con el tiempo", dijo el entrenador.

Este viernes la "verdeamarelha" volverá a entrenar en las instalaciones deportivas de la escuela local Randburg High y este lunes disputará su último partido amistoso de preparación para el Mundial contra Tanzania.