El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires anunció este viernes que instalará pantallas gigantes, una carpa interactiva y hasta un pequeño estadio de fútbol para que argentinos y extranjeros disfruten de los partidos de su selección durante el Mundial de Sudáfrica.

El jefe capitalino, Mauricio Macri, dijo que la exhibición de los 64 partidos del torneo que se iniciará el 11 de junio será en forma libre y gratuita, y que los vecinos van a poder interactuar y sentirse parte de uno de los eventos deportivos y culturales más importantes del mundo.

"Queremos invitar a todos los vecinos a disfrutar de este espectáculo en el espacio público, a festejar en familia, en paz y sin violencia", dijo Macri a periodistas en la Plaza San Martín, donde funcionará una de las dos pantallas gigantes y una carpa interactiva de 1.200 metros cuadrados.

"Todos los hinchas vamos a estar pendientes del seleccionado con la esperanza de volver a ganar la Copa, porque el equipo de (el técnico) Diego (Maradona) nos hace soñar en grande", agregó Macri.

El objetivo de transmitir todos los partidos de la Copa "apunta a satisfacer las expectativas de las numerosas colectividades que viven en Buenos Aires", dijo por su parte el jefe de gabinete del gobierno de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

"El Mundial es una de las principales fiestas populares de la Argentina y creemos que esta opción que les damos a los hinchas de ver a su seleccionado en pantalla gigante va a atraer a mucha gente", expresó.

Las dos pantallas de 10 por 7 metros, estarán ubicadas en la Plaza San Martín y en el anfiteatro del Parque Centenario.

En la carpa interactiva la gente podrá enviarle mensajes a los jugadores de la selección argentina y podrá expresar sus emociones en el "rincón del hincha".

También tendrá un sector de recreación para niños, un museo digital con información como geografía, idiomas, religiones, costumbres y otras actividades de los países participantes del Mundial.  

En otro sector funcionará un mini estadio, que contará con tribunas y una pantalla gigante cubierta para que la gente pueda vivir el Mundial como si estuviera en la cancha o como alternativa para los días de lluvia o mucho frío.