Madrid. El entrenador de la selección española de fútbol, Vicente del Bosque, dijo este miércoles que probará a Cesc Fàbregas en el amistoso ante Corea del Sur, pero Fernando Torres, quien continúa recuperándose de una lesión, deberá esperar un poco más para jugar.

Como parte de su preparación para el Mundial de Sudáfrica, el campeón europeo enfrentará a Corea del Sur en la ciudad austriaca de Innsbruck este jueves desde las 1600 GMT, con el objetivo de mejorar su rendimiento tras la deslucida victoria ante Arabia Saudí el fin de semana pasado.

"Cesc está bien, cada día ha entrenado mejor y mañana será uno de los que juegue", dijo Del Bosque en una rueda de prensa en Austria.

El centrocampista del Arsenal, objeto de deseo del Barcelona, se está recuperando de una fractura de peroné y no juega desde hace dos meses.

Torres a punto de estar listo. Por su parte, Torres, quien no participó en una de las dos sesiones de entrenamiento el martes, está a punto de recuperarse totalmente de una operación de ligamentos, pero el técnico se mostró cauteloso sobre el delantero del Liverpool.

"Se encuentra muy bien. Si ha parado no ha sido por que se encuentre mal, sino por precaución y porque hay que tener tiento con él", explicó Del Bosque.

"Sus sensaciones son buenas y no dudamos de que el 16 (de junio, día del debut ante Suiza) esté en perfectas condiciones. No vamos a tomar riesgos. No lo hemos hecho con ningún jugador y en este caso, tampoco. (...) Lo que sea, se hará con las bendiciones del médico y de él mismo", agregó.

A España le faltó ritmo y no pudo brillar en el primer amistoso de preparación ante Arabia Saudí, aunque ha hecho mucho para recuperar la forma desde entonces.

"Es posible que hayamos tenido entrenamientos exigentes. Pero hemos pensado menos en el partido de mañana que en otras cosas", manifestó Del Bosque.

"Hemos tenido buenas condiciones. Nos vamos satisfechos de cómo ha ido todo", añadió.

El último amistoso de España será ante Polonia este martes.