El número de entradas disponibles para la Copa del Mundo de fútbol aumentó en más de tres millones en total con los últimos 100.000 boletos puestos a la venta y el 97% de ellas serán adquiridas, dijo este martes la FIFA.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, sostuvo que el porcentaje de asientos vendidos podría ser ligeramente más alto que en el Mundial de Alemania de hace cuatro años.

Valcke había dicho previamente que el total de asientos disponibles para la Copa del Mundo, que comienza el 11 de junio en Johannesburgo, sería de 2.880.000.

"Estamos acercándonos más y más a la mejor Copa del Mundo en términos de emisión de boletos desde Estados Unidos en 1994", dijo en una conferencia de prensa.

"Es un resultado asombroso el que tenemos en Sudáfrica", agregó.

Medida clave para aumentar ventas. En abril, las autoridades del fútbol iniciaron una campaña para vender el resto de las 500.000 entradas para el Mundial, permitiendo ventas directas y con dinero en efectivo, algo que modificó el anterior sistema que era sólo por internet.

Valcke reconoció que esto fue un error en un país con poco acceso a computadoras.

La medida provocó un gran entusiasmo por el torneo en un país que la FIFA, órgano rector del fútbol mundial, había acusado el año pasado de ser apático.

Posibilidades de atentados terroristas.  Consultado sobre un informe de prensa reciente que decía que había una posibilidad muy alta de un atentado terrorista en la Copa del Mundo, Valcke se mostró confiado en que no se presentará ningún problema.

"Tenemos que confiar en el sistema que tenemos (...) Sabemos que la policía de Sudáfrica ha hecho lo posible para garantizar el mayor nivel de seguridad", comentó.

Valcke dijo que la policía local contará con el apoyo de las fuerzas de todas las otras 31 naciones que competirán en la cita y que el partido entre Estados Unidos e Inglaterra del 12 de junio, que ha sido identificado como un posible blanco terrorista, sería el encuentro más protegido del torneo.