Quince días tras abir la venta de entradas para el Mundial de Brasil 2014, la FIFA ya ha recibido 3,6 millones de pedidos de reservaciones, según informó este jueves el secretario general de la entidad, Jerome Valcke.

En su columna publicada en la página de la FIFA en internet, Valcke calificó los números de "impresionantes" y dijo que solamente para la final del torneo, que se jugará el 13 de junio en el Maracaná, de Río de Janeiro, hay 500.000 reservaciones, siete veces más que la capacidad del estadio.

Según el dirigente de la FIFA, el número aún es inferior a los ocho millones de reservaciones hechas en la primera fase de ventas de Alemania 2006, pero se manifestó confiado de que Brasil superará la cifra hasta el 10 de octubre, cuando se terminará la primera fase de la venta de boletos.

En otro tema de la columna, Valcke comentó los preparativos de Brasil hacia el megaevento futbolístico y resaltó que en su reciente gira al país ha visto el compromiso de las ciudades sedes para entregar en el plazo las infraestructuras necesarias para el Mundial.

El secretario general rebatió críticas recientes de la prensa brasileña, según las cuales, la FIFA sólo se preocupa por los estadios, al enfatizar que "sin los estadios no podríamos celebrar la competición".

Sin embargo, recordó que "no se puede organizar un certamen como la Copa Mundial solamente con estadios" y reiteró: "para garantizar que los aficionados, los equipos y la prensa vivan una gran experiencia, se requieren transportes públicos, aeropuertos y alojamientos".

Valcke anunció además que volverá a Brasil en la segunda semana de octubre para visitar las ciudades sedes de Porto Alegre y Cuiabá.