Entregando por primera vez sus apreciaciones en Sudáfrica en una conferencia de prensa de casi media hora,  Diego Maradona se declaró muy contento con la actitud de los seleccionados argentinos, en los que destacó sobretodo su concentración. 

"Hoy tengo 23 fieras dispuestas a dejar la piel", sentenció, en referencia al plantel con que cuenta para enfrentar su primer Mundial desde la banca, de acuerdo a La Nación.   

Como describió ese medio recientemente, el seleccionado está más ocupado en su etapa de consolidación interna, que en la preparación táctica y física. Ello, como consecuencia  en un plantel que en el tramo final de las eliminatorias había perdido la confianza en el mensaje que le llegaba desde arriba. 

Por tanto, hoy por hoy la idea es dejar atrás los meses tumultosos y de incertidumbre que derivaron en una angustiosa clasificación, que inclusive tuvo a Argentina eliminada del Mundial durante algunos minutos de las clasificatorias. 

Desde que contó con todos los jugadores en Ezeiza, Maradona concentró la atención en varias cuestiones, aunque tiene una dedicación especial sobre la conformación del grupo humano. 

"Todos necesitábamos esta concentración. Tuvimos poco tiempo juntos en Buenos Aires. Teníamos necesidad de poder entrenar, de ratificar conceptos que por ahí en las eliminatorias los decía, pero se iban. Hoy estamos abocados solamente al entrenamiento, a la concentración y a crecer como grupo".