Johannesburgo. El Mundial de fútbol de Sudáfrica que comienza en menos de 10 días cumplirá un sueño que empezó con la liberación de Nelson Mandela de una cárcel del apartheid en 1990, dijo el jefe organizador local Danny Jordaan.

Jordaan dijo en una conferencia de prensa que la primera edición africana del mayor torneo de fútbol era el punto cúlmine de un viaje que comenzó con la liberación de Mandela y luego con las primeras elecciones multirraciales en 1994.

"Cuando Nelson Mandela salió de la prisión, todos estábamos debatiendo qué tipo de Sudáfrica crearíamos desde 1990 y ahora que nos encontramos en el 2010 y vemos la llegada de los equipos, podemos decir realmente que este es el tipo de Sudáfrica que esperábamos, con la que soñábamos", expresó.

Histórico ejemplo de integración. "La gente está donde queríamos que esta nación estuviera", añadió Jordaan, refiriéndose a la histórica disputa de dos importantes partidos de rugby durante las últimas dos semanas en Soweto, el barrio negro que fue central en la lucha contra el apartheid.

El rugby es tradicionalmente el deporte de los afrikáners blancos de Sudáfrica, el centro del sistema del apartheid, pero se mezclaron sin problemas con los habitantes negros de la barriada durante la final y la semifinal del torneo Super 14, que tuvieron como sede el nuevo estadio Orlando.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien ha apoyado firmemente que el Mundial se dispute en Sudáfrica a pesar de muchos escépticos y críticos, se unió a los comentarios.

"Este primer Mundial de la FIFA africano será una gran página en la historia de la humanidad, no sólo en la historia del deporte", dijo el jefe del organismo que rige el fútbol en un comunicado tras una reunión del comité organizador de la Copa del Mundo.

Jordaan, quien espera que el Mundial tenga un poderoso impacto en unir a las razas en un país donde a menudo siguen divididas, dijo que el torneo sería una experiencia intensa emocionalmente, no sólo para los sudafricanos sino para todos los equipos e hinchas extranjeros.

"Ha habido un completo cambio de opinión de los escépticos, que ahora creen. Aquellos que lo cuestionaban ahora son adeptos y la forma en que el ánimo ha cambiado es simplemente a cambiado, es simplemente algo maravilloso de ver", sostuvo.