El futbolista chileno Humberto Suazo, goleador de la eliminatoria sudamericana, debió someterse este martes a exámenes de urgencia que arrojaron un desgarro en una de sus piernas a pocos días del inicio del Mundial de Sudáfrica.

Mientras, la selección chilena entregó su nómina con un descartado (Roberto Cereceda, volante), aunque con la situación de Suazo, podría haber algún nuevo convocado en vista que el jugador tendrá que parar durante 2 ó 3 semanas, llegando con suerte sólo a disputar el partido contra España. Y sin acondicionamiento físico.

El jugador, que retornó el domingo al equipo con un gol en el triunfo por 3-0 frente a Israel, había permanecido en recuperación desde el 24 de abril tras sufrir una lesión en el hombro izquierdo defendiendo al Real Zaragoza de España.

Según trascendidos de prensa, el jugador sufrió la formación de un edema en el isquiotibial izquierdo en el duelo con Israel, lo que le llevó a ser reemplazado en el entretiempo por el técnico argentino del equipo Marcelo Bielsa.

La selección chilena enfrenta la recta final para la Copa del Mundo -que se disputará entre el 11 de junio y 11 de julio- y en la que participará en el Grupo H junto a España, Suiza y Honduras.

La lesión de Suazo correspondería a una rotura fibrilar de 2,5 mm, que dejaría al jugador con pocas opciones de actuar en el debut del equipo contra Honduras el 16 de junio y podría reaparecer sólo frente a Suiza el 21 del mismo mes en el segundo partido de la "Roja" en la llave.

El reemplazante natural de Suazo en el puesto de centrodelantero es el atacante de Colo Colo Esteban Paredes, quien también reaparece en el equipo tras una lesión, pues Bielsa marginó de la nómina previa al atacante Héctor Mancilla, flamante campeón con el Toluca mexicano.