Una medición arrojada por la consultora germana DataMarkt arrojó que Argentina tiene unos de los planteles más caros del planeta y con varios millones por sobre la tasación del seleccionado brasileño.

De acuerdo a la consultora, entre sus 23 convocados Argentina suma 517 millones de euros (US$630 millones), producto del gran momento que atraviesan sus figuras, entre ellos Lionel Messi, el jugador más caro del momento, de acuerdo a Pagina 12

Brasil, en tanto, cuenta con un plantel "más modesto" tasado en 353 millones de euros (US$430 millones) 

Delantera millonaria. Dentro del valor del plantel argentino, la presencia de Messi es un factor decidor. La megaestrella del Barcelona se convirtió en el jugador más caro, superando en esa lucha al portugués Cristiano Ronaldo, valuado en 75 millones de euros (US$91 millones). Messi tiene una cláusula de rescisión de 250 millones de euros (US$304 millones). 

Aunque gran parte de estos números es producto del rosarino, Gonzalo Higuaín, atacante del Real Madrid, y Diego Milito, goleador del Inter, también aportaron para elevar el valor del seleccionado dirigido por Diego Maradona.

Por una parte, gracias al gran torneo, Higuaín, que se convirtió en el segundo argentino mejor cotizado (53 millones de euros, US$64 millones), mientras que Milito subió su valor gracias a sus goles y la triple corona con el Inter (Champions League, Serie A y Copa de Italia).

España, en millones, campeón mundial. Con una cotización de 650 millones de euros (US$792 millones), España le saca gran ventaja a sus competidores europeos, como Inglaterra, tasada en 414,7 millones de euros (US$505 millones) o bien Francia, con 367,5 millones de euros (US$448 millones)

La alta cotización de España se debe a que el plantel de Vicente del Bosque tiene a tres de los cinco arqueros más codiciados (Casillas, Reina y Valdés), a los tres volantes más caros (Xavi, Iniesta y Cesc) y a delanteros bien valuados como Fernando Torres y David Villa, cuyos pases conjuntamente superan los 100 millones de euros, pero ni se acerca por asomo a los casi 200 millones de euros que cuestan Messi e Higuaín en conjunto.