Al menos cinco personas murieron, entre ellas un hondureño, y 35 resultaron heridas por el descarrilamiento este domingo del tren de carga conocido como "La Bestia" en el estado de Tabasco, en el sureste de México, informaron fuentes oficiales.

"Posiblemente tengamos más fallecidos" no sólo porque hay 16 heridos "muy graves", sino porque hay personas que aún no han podido ser rescatadas, dijo a una emisora local el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

El coordinador de Protección Civil de Tabasco, César Burelo, informó que la cifra de fallecidos aumentó de cuatro a cinco, aunque aclaró que "en el transcurso de la remoción de la estructura del tren, que venía cargado de chatarra, pudieran aparecer más cuerpos".

A través de la red social Twitter, el organismo indicó que el hondureño Rubén Gómez Aguilar es una de las personas que fallecieron "en el lugar del accidente" registrado esta madrugada en el municipio de Huimanguillo, en los límites con el estado de Veracruz.

Los lesionados, 16 de ellos de gravedad, "han sido trasladados al Hospital Regional de Las Choapas, Veracruz, lugar más cercano al accidente", precisó, y resaltó que "las labores de auxilio continúan".

El descarrilamiento de La Bestia, en el que acostumbran viajar cientos de indocumentados centroamericanos con rumbo a Estados Unidos, se produjo en torno a las 03.00 hora local (08.00 GMT) a la altura de la ranchería La Tembladera, del municipio de Huimanguillo.

"De los 12 furgones que la máquina transportaba, 8 se volcaron en la comunidad ubicada entre Francisco Rueda y Las Choapas", señaló Protección Civil de Tabasco.

En el lugar, que "se encuentra bastante retirado de la carretera", trabaja personal de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), así como de las oficinas de Protección Civil de los estados de Tabasco y de Veracruz, añadió.

Fuentes de Protección Civil de Veracruz explicaron a Efe que al sitio sólo se puede llegar por lancha, lo que ha dificultado la llegada de personal de emergencia, así como las labores de rescate.

"La Bestia" es el nombre que los inmigrantes le han puesto a estos trenes que recorren el país de sur a norte por los peligros que encuentran tanto al subirse como abordo de ellos.

Los indocumentados se montan al tren en marcha y viajan todo el recorrido sobre el techo de los vagones, donde además deben hacer frente a las extorsiones de grupos criminales y hasta de algunas autoridades.

Gobierno mexicano lamenta el hecho. El Gobierno de México lamentó este domingo el accidente ferroviario registrado este domingo en el sureste del país, en el que se vieron afectados inmigrantes centroamericanos, y dijo que ya "brinda información y todo el apoyo necesario" a las embajadas y consulados de esos países.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) indicó en un escueto comunicado que "lamenta profundamente el accidente ferroviario ocurrido este domingo en Huimanguillo", en el suroriental estado de Tabasco.

El descarrilamiento del tren de carga conocido como "La Bestia", en el que suelen viajar cientos de indocumentados centroamericanos con rumbo a Estados Unidos, causó la muerte de cinco personas, entre ellas el hondureño Rubén Gómez Aguilar, según fuentes de Protección Civil de Tabasco.

La Cancillería indicó que en el accidente se "vieron afectados nacionales de algunos países hermanos de Centroamérica", sin precisar el número de víctimas.

Además, aseguró que ya brinda "información y todo el apoyo necesario a las embajadas y consulados de los países correspondientes, en coordinación con el Gobierno del estado de Tabasco".

En el accidente ferroviario resultaron heridas 35 personas, 16 de ellas de gravedad, y las autoridades creen que el saldo de fallecidos puede aumentar.

El secretario de Exteriores, Jose Antonio Meade, publicó en su cuenta de la red social Twitter que la Cancillería está en permanente contacto con autoridades de los países centroamericanos para brindar la información que se requiera.