Un primer caso fatal de gripe AH3N2 provocó alarma en la ciudad peruana de Chincha, en la región sureña de Ica, ante el riesgo de una rápida propagación, dijo este jueves el jefe de Epidemiología del Hospital San José, Marco Guerrero.

Según las autoridades del Instituto Nacional de Salud, un hombre de 58 años, aquejado de diabetes crónica y neumonía, murió debido al virus mortal de esta nueva cepa, la primera que se detecta en este país. El hombre fue hospitalizado el 31 de julio y su deceso, hace dos días, sólo fue confirmado este jueves.

Guerrero precisó que este tipo de influenza se propaga con suma rapidez y por esta razón las autoridades regionales de Ica han adoptado medidas drásticas como la restricción del acceso de los estudiantes de medicina practicantes al referido hospital, donde ocurrió el deceso.

El funcionario exhortó a la población a adoptar medidas preventivas para evitar la propagación del virus de la temida gripe AH3N2 que suma dos casos certificados en esta región.

La población rural de Chincha se ubica a 200 kilómetros al sur de Lima, y se ha convertido en la primera localidad peruana donde una persona muere por este tipo de gripe.

Hasta el momento, el ministerio de Salud peruano también confirmó la muerte de 46 personas por la gripe AH1N1, que deja a todo el territorio peruano con 760 afectados, la mitad de ellos en Lima, la capital del país.

Los casos de esta mortal enfermedad, que se parece más a una epidemia no declarada, se registra en medio de una crisis sanitaria provocada por la huelga médica en demanda de aumentos salariales, que llevan a cabo los 16.000 médicos del sistema de salud pública.

Ante la situación, la ministra de Salud, Midori De Habich, exhortó a los médicos en huelga a reintegrarse a sus centros de trabajo y levantar la huelga bajo la promesa de que el gobierno estudia una reforma al sistema de salud, lo cual incluye una mejoría de la infraestructura y nuevos salarios.