Davos Suiza. Los ministros de Comercio se mostraron escépticos el sábado sobre la posibilidad de concluir con las estancadas negociaciones para la liberalización del comercio global este año, culpando en alguna medida a Estados Unidos por su lento avance.

Ministros de buena parte de las 20 mayores economías del mundo mantuvieron conversaciones informales en el marco del encuentro del Foro Económico Mundial en el centro de esquí de Davos, en Suiza, pero el titular de Comercio de Egipto dijo que hubo poco progreso.

"Desafortunadamente, no creo que salga mucho de este encuentro", dijo Rachid Mohamed Rachid.

"Si no tenemos la participación a nivel ministerial o incluso de la embajada de Estados Unidos, por supuesto que no nos da una señal positiva", aseveró.

Washington sólo envió un vice embajador y ningún representante político.

Rachid agregó que había pocas posibilidades de cumplir con la meta del G-20 de concluir con las negociaciones de comercio este año.

David Shark, vice embajador estadounidense en la OMC y quien representó a Washington en el encuentro, declinó hacer comentarios sobre el nivel de la representación estadunidense en el encuentro.

"Intercambio franco". El ministro de Comercio de India, Anand Sharma , describió la reunión del sábado como un "intercambio libre y franco" - código diplomático para un argumento robusto - y dijo que había una necesidad urgente de que los negociadores de comercio aprendieran lecciones de la crisis financiera global.

Las negociaciones para Doha colapsaron el 2008 por una disputa entre Estados Unidos, India y China por la protección a los granjeros en los países desarrollados.

El Gobierno de Obama ha dicho que la grandes economías emergentes como China, India y Brasil deben abrir más sus mercados a un acuerdo de comercio global que valga la pena para los negocios estadounidenses.

"Querríamos ver la ronda (de Doha) completa lo antes posible, pero para eso todos tendrán que estar allí", dijo la Comisaria de Comercio de la Unión Europea, Benita Ferrero-Waldner.

El ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim afirmó a la prensa: "No podemos esperar más que eso porque por supuesto uno de los socios principales no está representado a nivel ministerial".

Altos funcionarios deben desarrollar un ejercicio de evaluación a finales de marzo para ver si es posible lograr un acuerdo preliminar de la OMC este año, y los participantes dijeron que nadie querría poner las cartas de negociación en la mesa en esta etapa.