El Ejército de Nicaragua dijo este sábado en un comunicado que después de más de 24 horas de intensa búsqueda en el lugar donde se precipitó un helicóptero MI-17 de fabricación rusa, "es poco probable que existan sobrevivientes".

En una nota divulgada este sábado, la Dirección de Relaciones Públicas y Exteriores del Ejército de Nicaragua informó que se han encontrado "partes de restos humanos de nuestros compañeros accidentados, sin determinar su identificación, de igual manera se han recuperado partes del helicóptero siniestrado".

El accidente ocurrió la víspera en el extremo noroccidental del Lago de Managua, luego que la nave se precipitara en el lugar probablemente por fallas mecánicas, aunque una comisión investiga las causas de la tragedia.

"El trabajo de búsqueda y los resultados de la misma, nos indican que es poco probable que existan sobrevivientes", señala el comunicado de la oficina de prensa de la institución castrense.

Igualmente señala que las unidades desplegadas en las labores de búsqueda se mantienen desarrollando sus actividades en el sector del accidente.

En el accidente pereció la plana mayor de la Fuerza Aérea de Nicaragua, constituida como comisión de inspección de labores de adiestramiento propias de la institución militar.

Según los informes oficiales, solamente un cuerpo ha sido recuperado hasta el momento en el lugar del siniestro y "partes de restos humanos".