Nusa Dusa, Indonesia. El líder chino, Xi Jinping, llegará el lunes a la isla indonesia de Bali para una esperada reunión con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, antes de la cumbre del Grupo de los 20 (G20), cargada de tensión por la guerra de Rusia en Ucrania.

Se espera que los dos líderes discutan sobre Taiwán, la invasión rusa de Ucrania y las ambiciones nucleares de Corea del Norte, muchos de los mismos temas que se ciernen sobre el G20 que comienza el martes sin la presencia del presidente ruso, Vladimir Putin.

El ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, representará al presidente ruso en la cumbre del G20, la primera desde que Rusia invadió Ucrania en febrero, después de que el Kremlin dijera que Putin estaba demasiado ocupado para asistir.

En la víspera de su reunión con Xi, Biden dijo a los líderes asiáticos en Camboya que las líneas de comunicación de Estados Unidos con China permanecerían abiertas para evitar conflictos, con conversaciones difíciles casi seguras en los próximos días.

Estados Unidos "competirá vigorosamente" con Beijing mientras "se asegura de que la competencia no se convierta en conflicto", dijo Biden, quien destacó la importancia de la paz en el Estrecho de Taiwán durante un discurso ante la Cumbre de Asia Oriental en Camboya. Llegó a Bali el domingo por la noche.

Las relaciones entre las superpotencias se han hundido a su nivel más bajo en décadas, empañadas por las crecientes tensiones en los últimos años sobre una serie de temas que van desde Hong Kong y Taiwán hasta el Mar de China Meridional, las prácticas comerciales coercitivas y las restricciones estadounidenses a la tecnología china.

Las tensiones aumentaron aún más después del viaje de agosto de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán, la isla democrática autónoma que Beijing reclama como su territorio. La visita enfureció a China, que posteriormente lanzó ejercicios militares cerca de Taiwán.

Biden dijo en septiembre que las fuerzas estadounidenses defenderían Taiwán en caso de una invasión china, su declaración más explícita sobre el tema hasta el momento, lo que provocó otra respuesta airada de Beijing.

Biden y Xi, que han realizado cinco llamadas telefónicas o videollamadas desde que Biden asumió la presidencia en enero de 2021, se vieron en persona por última vez durante la administración Obama cuando Biden era vicepresidente.

Es poco probable que la reunión del lunes produzca una declaración conjunta, dijo la Casa Blanca, pero podría ayudar a estabilizar la relación.

Ambos líderes asistirán a la inauguración de la cumbre del G20 en Bali el martes.

Lavrov dijo el domingo que Occidente estaba "militarizando" el sudeste asiático en un intento por contener los intereses rusos y chinos, preparando el escenario para una mayor confrontación con los líderes occidentales en el G20.

Se espera que el primer ministro británico, Rishi Sunak, se reúna con Lavrov en la cumbre, dijo un portavoz de Downing Street en un comunicado. También es probable que celebre una reunión bilateral con Biden.

El bloque del G20, que incluye una amplia gama de países que van desde Brasil hasta India y Alemania, representa más del 80 % del producto interno bruto (PIB) mundial y el 60 % de su población.

El primer ministro australiano, Anthony Albanese, se unirá al presidente de Indonesia, Joko Widodo, para dirigirse a un foro empresarial paralelo del B20 que tendrá lugar el lunes antes de la cumbre del G20. Se espera que el multimillonario Elon Musk se una a una de las sesiones virtualmente.