Porto Alegre. Desde este lunes, la ciudad brasileña de Porto Alegre será sede de la décima edición del Foro Social Mundial, la "contracumbre” que se realizará en paralelo a la 40º versión de Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), que se celebrará desde el miércoles en la ciudad suiza de Davos. 

El movimiento, que irrumpió en el escenario político mundial en 2001, congrega desde este lunes en esta ciudad a intelectuales de izquierda, que durante cinco días harán un balance de la última década.

También se ha confirmado la asistencia del mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, quien este martes intervendrá en un debate con representantes de movimientos sociales que participan en el evento.

Además, asistirán el presidente electo uruguayo, José Mujica, y el vicepresidente boliviano, Álvaro García.

En Porto Alegre se realizaron las primeras tres ediciones del encuentro (2001, 2002 y 2003), además de la quinta versión (2005).

Se espera que al evento arribaran unos 20 mil asistentes.