Un total de siete personas han fallecido en Perú por la influenza AH1N1, mientras que 137 pacientes permanecen registrados a nivel nacional, 90 de los cuales corresponden a la capital peruana, informó este jueves el Ministerio de Salud (Minsa).

Las víctimas mortales, adicionalmente, estaban afectadas por factores de riesgo como diabetes, hipertensión, cardiopatía, asma, cirrosis y obesidad mórbida, incluyendo una mujer que hace poco alumbró. Además se está viviendo la estación invernal, con humedad que llega a casi el 100%.

"En las últimas semanas ha repuntado el virus AH1N1. Este año se han presentado, sobre todo, los virus del tipo AH3N2 y AH1N1", dijo el director general de Epidemiología (DGE) del Minsa, Martín Yagui.

Al respecto, hizo notar que, además, existe otro tipo de influenza, que circula en el ambiente y se le conoce como virus respiratorio sincicial que afecta especialmente a las criaturas menores de cinco años de edad.

El funcionario exhortó a la población a velar por la buena higiene y descartó que haya un desabastecimiento de vacunas, precisando que se cuentan con tres millones de dosis, puntualizando que para cubrir la sobredemanda actual se está solicitando un adelanto del stock de vacunas que debía llegar en octubre próximo.